Inicio»Opinión»Necesario modificar la Ley de Justicia para Adolescentes

Necesario modificar la Ley de Justicia para Adolescentes

0
Compartidos
Google+

El incremento en el número de menores de edad que delinquen demuestra la necesidad de realizar modificaciones constitucionales para juzgarlos, ya que encuentran flexibilidad en las leyes con el actual Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA), por lo tanto es necesario encontrar el equilibrio entre el respeto a los derechos humanos y la impartición de justicia.

 

Actualmente, en nuestro Estado está en vigor la Ley de Justicia para Adolescentes, que tiene por objeto la creación del Sistema Integral de Justicia para Adolescentes en el Estado. El Sistema se conforma por los órganos, instancias, procedimientos, principios, derechos y garantías previstos y derivados de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el presidente de la República, con aprobación del Senado. Además lo rigen la Ley de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes; la Constitución Política del Estado de Campeche; la Ley de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia del Estado de Campeche y la Ley de Asistencia Social del Estado de Campeche.

Entendiéndose por adolescente toda persona entre los doce años de edad cumplidos, y los dieciocho años de edad no cumplidos, también se aplicará a los mayores de dieciocho años de edad cumplidos, a quienes se atribuya o compruebe la realización de una conducta tipificada como delito en las leyes estatales, cometida cuando eran adolescentes en todo aquello que proceda.

Hay que hacer hincapié en que las personas menores de doce años, a quienes se les atribuya una conducta tipificada como delito en las leyes estatales, quedarán exentos de toda responsabilidad penal sin perjuicio de que sean sujetos a rehabilitación y asistencia social. Cabe mencionar que para los efectos de esta ley, la edad a considerar será la que tenía la persona al momento de realizar la conducta tipificada como delito en las leyes estatales.

De igual forma, es importante señalar que en caso de existir duda respecto si la persona es mayor o menor de dieciocho años de edad, se presumirá que es adolescente, y cuando exista duda de si se trata de una persona mayor o menor de doce años, se presumirá que es niño. La privación de la libertad se utilizará siempre como medida sancionadora de último recurso, y se dictará por tiempo determinado y por el plazo más breve posible.

Bajo ese contexto, vemos que el incremento en el número de menores de edad que delinquen ha aumentado de manera considerable, pues los delincuentes ya conocen el sistema y utilizan precisamente a los menores para delinquir, ya que la propia ley los protege. Vemos que mayormente en los estados del norte del país existen adolescentes que son delincuentes en potencia, pues desde los quince años de edad o inclusive menos, saben el uso y manejo de armas, están formados en grupos de la delincuencia organizada o asociación delictuosa, y se aprovechan de la situación para sacar ventaja.

Debe ser un ajuste de manera integral, de tal suerte que los jueces cuenten con las herramientas y técnicas y se pueda solventar en beneficio de la sociedad este tipo de conductas. A su decir, el tener menores infractores demuestra que estamos fallando como sociedad.

 

Daniel Alejandro Renedo Gamboa

Noticia anterior

Intenta tirarse de tercer piso

Siguiente noticia

 Karime Macías se compró una mansión de 7 millones de dólares en Miami