Inicio»Opinión»El divorcio por mutuo consentimiento

El divorcio por mutuo consentimiento

0
Compartidos
Google+

El divorcio es un proceso legal que tiene como propósito dar por terminada la relación del matrimonio, por así convenir a los intereses de los cónyuges. En la legislación mexicana se contemplan diferentes tipos de divorcios, dependiendo el caso en que se encuentren los consortes. Antes de solicitar alguno, es necesario conocerlos para saber sus alcances y cuál de ellos se ajusta a sus necesidades.

Antes de explicar cuál es el divorcio voluntario o por mutuo consentimiento, es necesario explicar qué es la familia, que viene siendo la célula principal de la sociedad en donde se aprenden valores, y la práctica de estos constituye la base para el desarrollo y el progreso de la sociedad. Es quizá el único espacio donde nos sentimos confiados, plenos; es el refugio donde nos aceptan y festejan por lo que somos, sin importar la condición económica, cultural, intelectual, religión a profesar o preferencia sexual. La familia nos cobija, apoya, nos ama y respeta.

Años atrás, se entendía por familia a aquella integrada por la madre, el padre, los hijos, un concepto clásico llamado: familia nuclear. En la actualidad el término ha ido modificando, ahora el concepto no sólo se centra en los lazos consanguíneos; nuestra familia puede ser el grupo de personas con el que nos sentimos protegidos, amados y felices.

En ese sentido, existen diferentes tipos de familias como la familia extendida: formada por parientes cuyas relaciones no son únicamente entre padres e hijos, puede incluir abuelos, tíos, primos y otros consanguíneos o afines. Familia monoparental: formada por uno sólo de los padres. Familia homoparental: formada por una pareja homosexual. Familia ensamblada: formada por agregados de dos o más familias. Familia de hecho: formada por personas sin ningún enlace legal.

Ahora bien, una vez entendido el concepto de familia, cabe mencionar que los jueces en materia familiar anteriormente recalcaban mucho el concepto de familia nuclear, término que ha quedado superado en la actualidad. En ese orden de ideas, el divorcio por mutuo consentimiento se lleva a cabo cuando ambos cónyuges, de común acuerdo, acuden ante el juez de lo familiar para solicitar la disolución del vínculo matrimonial, presentando el convenio firmado por ambos, donde se precisan cada una de las cláusulas relativas a los hijos y a los bienes adquiridos durante el matrimonio, si es que los hay.

No es necesario establecer las causas de separación de los cónyuges, basta el consentimiento de ambos. En el mismo convenio se especificará lo relativo a la guarda y custodia de los menores, los alimentos, las visitas y las convivencias, entre otras cuestiones referentes a la terminación el matrimonio. Por último, el convenio deberá ser aprobado en todas sus cláusulas por el juez.

En caso de que alguna de las partes incumpla con lo establecido en el convenio, deberá solicitar la ejecución del mismo para hacer cumplir a la otra parte. Si requieres mayor asesoría sobre el divorcio voluntario, no olvides acudir con un abogado experto en materia familiar.

Daniel Alejandro Renedo Gamboa

Noticia anterior

Capacitan sobre derechos a trabajadores de Ecosur

Siguiente noticia

Aumenta precio de frutas y verduras hasta en 20%