Inicio»Opinión»Nuevos municipios, va trompo a la uña

Nuevos municipios, va trompo a la uña

0
Compartidos
Google+

El tema de la municipalización de Seybaplaya, Sabancuy y Dzitbalché se va complicar más de lo que se imaginaron los diputados Ambrosio López Delgado, Leonor Piña Sabido (ambos del PRI) y el panalista Oscar Eduardo Uc Dzul, cuando el pasado martes 23 de octubre subieron a la tribuna del Congreso del Estado a hacer el planteamiento correspondiente.

De buenas intenciones —expresa el refrán— está pavimentado el camino al infierno, y es probable que las propuestas queden en eso, en muy buenas intenciones, sobre todo por el costo político que podría tener una decisión de este tipo que pudiera “afectar” a tres jurisdicciones  municipales, que actualmente representan alrededor del 44 por ciento del padrón electoral campechano, y que en un momento dado pudieran inclinar la balanza electoral en la elección gubernamental de 2021.

Luego de que la Mesa Directiva del Congreso decidió turnar las tres propuestas a las comisiones legislativas correspondientes de análisis y dictamen, iniciaron también las manifestaciones de rechazo, y fue —extrañamente— la diputada morenista María Sierra Damián la que desenterró el hacha de guerra y abiertamente manifestó su oposición a que Sabancuy asuma una nueva jerarquía con dos argumentos bastante endebles:

El primero, que se va despojar al municipio del Carmen de una parte de su territorio, y dos, que con ello se pone en riesgo su subsistencia, puesto que esa región que pretende independizarse es la que surte de agua potable a la isla.

Aludió la legisladora morenista a lo que establece la Constitución Política del Estado en su artículo 54 respecto a la creación de un nuevo municipio: que tenga más de 25 mil habitantes y que compruebe que tiene los elementos suficientes para proveer su existencia económica y política, y que el municipio del cual se desmiembre puedan seguir subsistiendo pese a esa separación.

Ambos factores son ampliamente satisfechos en el caso de Sabancuy y sin duda también que por Seybaplaya y Dzitbalché, por lo que el reclamo de que pudieran dejar sin agua potable a los isleños parece más un grito de desesperación para evitar la independencia de esa región que tiene un gran futuro turístico y agropecuario, pero que ha sido frenado debido al acendrado localismo –y probablemente miopía— de los alcaldes carmelitas.

Por lo pronto debe advertirse que en Ciudad del Carmen se está gestando un frente plural, conformado por representantes de prácticamente todos los partidos, para manifestar su abierto rechazo, incluso con marchas y plantones, a la posibilidad de que Sabancuy asuma la categoría de municipio.

El sábado pasado un abogado carmelita —seguramente que en nombre de otros personajes que desde el anonimato alientan la rebelión— le dirigió una carta al presidente estatal del PRI, Jorge Manuel Lazo Pech, en que le reclama por la conferencia de prensa en que la dirigencia estatal del tricolor anunció que va a respaldar la creación de los tres nuevos municipios.

La carta fue enviada en estos términos: “Lamento que el Comité Ejecutivo Estatal del PRI que usted preside, apoye la propuesta de la diputada del PRI, Leonor Elena Piña Sabido, para que la región de Sabancuy sea municipio.

Que quede claro que nadie se opone a que los pueblos progresen, a lo que nos oponemos es que se siga desmebrando la superficie territorial del municipio del Carmen, ya lo desmembraron haciendo municipios a Escárcega y a Candelaria, no permitiremos esta pretensión porque se despoja al municipio del Carmen de su superficie territorial y de una de sus riquezas (el agua), vital líquido del que dependen miles de habitantes de la isla, pueblos circunvecinos y trabajadores de las plataformas petroleras, esta pretensión de concretarse causará graves problemas económicos, políticos y sociales.

De mi parte, como priísta y como ciudadano le pregunto: ¿cuándo consultó a los priístas y habitantes de la Isla del Carmen, de Isla Aguada, Península de Atasta incluido Sabancuy, tan ruin protesta (sic) de hacer municipio a Sabancuy? Si tan siquiera nos ha visitado después de asumir el cargo de dirigente estatal. Acaso quiere pasar a la historia de Campeche como el primer “Antonio López de Santa Anna del PRI estatal?

Lo exhorto como priísta y ciudadano a que reflexione y dé marcha atrás de seguir apoyando esta bárbara decisión”. Rúbrica, José Césáreo Chi Cobos.

Noticia anterior

Estalla llanta a Avanza; abandona la carretera

Siguiente noticia

¡Indignante! Lanza a sus gemelas recién nacidas de auto en movimiento