Inicio»Opinión»¿Y dónde despachará la superdelegada?

¿Y dónde despachará la superdelegada?

6
Compartidos
Google+

Entresemana

 

A escasas horas del relevo en la Presidencia de la República, y de que, en automático pierdan valor legal los nombramientos de los delegados,  subdelegados, coordinadores de programas, directores de áreas y jefes de departamento de las aproximadamente 60 dependencias del Gobierno Federal con representación en Campeche, no se ha observado ningún movimiento, ni la futura coordinadora de los programas de desarrollo en la entidad —la súper delegada— Katia Meave Ferniza, se pronunciado palabra en ese sentido.

Lo que sí hay es mucho nerviosismo entre los alrededor de 600 o 700 empleados de confianza —entre ellos delegados y subdelegados— que no tuvieron la suerte de cambiarse de barco antes del 1 de diciembre, y que por tanto, estarán en la banca por lo menos hasta el próximo año, cuando se pongan a funcionar al cien por ciento las instituciones ya existentes y las que fueron o serán creadas a petición de Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que en el resto del país la figura de los “súper delegados” se encuentra en el centro de la polémica, porque muchos de ellos también son vistos como precandidatos naturales a las gubernaturas de sus estados, en Campeche se vive otra dinámica. Katia Meave no es campechana —es de la Ciudad de México— y por tanto no tiene ninguna aspiración política ni está interesada en figurar en ninguna lista de candidatos.

Meave Ferniza ha mantenido perfil muy bajo desde el momento en que se informó que estaría como coordinadora de los programas federales de desarrollo en la entidad. Llegó casi de manera silenciosa, se integró en las oficinas de Morena, desde donde empezó a despachar algunos asuntos, y ha tratado de mantenerse a distancia de grupos políticos.

No se puso inmediatamente a las órdenes de la senadora Layda Elena Sansores San Román, ni de su equipo, ni aceptó trato preferencial —ni guaruras, ni oficinas ostentosas, ni vehículos a su disposición—, aunque tampoco se ha cerrado a trabajar coordinadamente con ellos, que a final de cuentas son los que tienen el control total de Morena en Campeche.

Tampoco ha sucumbido al canto de las sirenas. Ni de aquellos que intentaron convencerla de un “colaboracionismo entreguista”, pero tampoco sucumbiendo a los halagos de la ola ultra radical que considera que todo acercamiento con las autoridades gubernamentales es un delito de alta traición que se paga con la lapidación y la incineración pública.

En medio de unos y otros, Meave Ferniza ha integrado un equipo de trabajo en donde hay de todo como en botica. Lo mismo del grupo de Aníbal Ostoa—que ante la lejanía de Layda es el que encabeza al grupo sansorista— como hay gente de Zavala y de sus familiares, lo mismo que de los otros grupos del interior del Estado y hasta los de nuevo cuño que se integraron a este partido a raíz de la campaña electoral, todos ellos expriístas.

Al parecer con ellos armará Meave Ferniza su coordinación estatal de los programas de desarrollo, y a ellos corresponderá visitar en las próximas horas a quienes tendrán que entregar la estafeta y rendir un informe de lo que está en proceso y las gestiones que tienen que realizarse para que este relevo en la administración pública federal no represente un estancamiento en cuanto a las acciones para el desarrollo, ni se convierta en “cacería de brujas”.

Por lo pronto se especula que Meave Ferniza tomará posesión de las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social, ubicadas en el Palacio Federal, a partir del mismo sábado, una vez que López Obrador rinda protesta y dé el banderazo de salida a la hasta ahora enigmática labor de los 32 coordinadores estatales de los programas federales de desarrollo.

Lo cierto es que el lunes habrá movimiento en todos lados, y parece que la romería se va concentrar en el Palacio Federal, que podría convertirse en el símbolo o sede de operaciones de la cuarta transformación en Campeche. O al menos eso se especula. En todo caso, suplirán expriístas a priístas y expanístas a panistas. La misma gata revolcada.

Noticia anterior

El Indecam pondrá en marcha nueva Liga Interdependencias

Siguiente noticia

Le amputan ambos brazos porque su pitbull lo atacó