Inicio»Opinión»«Horizontes» por: Tere Mora Guillén

«Horizontes» por: Tere Mora Guillén

0
Compartidos
Google+

Luego de escuchar el informe de las mentiras, los mexicanos hemos de estar tranquilos, porque vivimos en el país de Las Maravillas, tenemos un presidente López Obrador que tiene una percepción de la realidad muy distinta, a la que percibimos la mayoría de los mexicanos.

De qué sirve me pregunto que haya una inversión de 20 mil millones de pesos, según dijo, destinados a la red de carreteras de nuestro México, si debido a la delincuencia organizada difícilmente podemos transitar por ellas.

Otra mentira más el que más del 90 por ciento de las personas de la tercera edad hayan recibido la pensión bimestral que el propio Andrés Manuel les ofreció. Invitaría al presidente a asistir cualquier día a Banorte, a constatar la cara de desesperanza de muchos viejitos que dependían de  la pensión que antaño recibían para sobrevivir, y hoy se encuentran en la orfandad.

Ya basta señor presidente de hablar de ética de la que usted carece, y de culpar a los neoliberales de lo que usted recibió en mal estado, porque vamos de mal en peor, y es hora de responsabilizarse de sus aciertos como de sus errores.

Ni hablar de los costos de la gasolina, del gas que como espuma incrementan su valor cada día.

El poder adquisitivo de los mexicanos está muy mermado y por semana vemos que incrementan su valor desde los medicamentos hasta los precios en mercados, y tiendas de autoservicio.

Sabíamos que escucharíamos mentiras pero no tanto cinismo, esperemos por el bien de todos que el congreso norteamericano en verdad apruebe el tratado comercial. Respecto al empleo señor presidente, tampoco creo las cifras que presentó en su informe, al menos no se registra en el sentir de la sociedad.

Es verdad lo que dijo, en el sentido de que al Estado corresponde antemperar las desigualdades sociales, pero hasta ahora «todo» sigue igual o peor de lo que estaba, antes de que usted llegara al poder.

Hasta hora López Obrador mantiene el nivel de popularidad, sin embargo el presidente debiera no hacer  oído sordo a la critica, que puede servir para enderezar el rumbo.

Asimismo no debe permitir los agravios al Ejército que hoy cumple funciones que no debiera y es una institución que merece todo el respeto y lealtad.

Noticia anterior

“TÓMELO CON CALMA”: Abasto de medicamentos para quimioterapia garantizado

Siguiente noticia

Aumenta número de suicidios este año