Inicio»Policía»Padres de Julio exigen a PGJE aclare su muerte

Padres de Julio exigen a PGJE aclare su muerte

0
Compartidos
Google+

CAMPECHE.- “Era un joven normal que luchaba por salir adelante como muchos jóvenes. Sólo estamos aquí para pedir justicia y la verdad; no me corresponde contestar ninguna pregunta, las autoridades son las responsables”, dijo Minerva Ocaña Hernández, madre del pasante de medicina, Julio Arroyo Ocaña, muerto en la comunidad La Cristalina.

Junto con Minerva, Julio Arroyo Montejo, padre del joven, exigió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) el esclarecimiento de la muerte de su hijo. “Que no quede duda de lo que ocurrió a nuestro hijo en la comunidad de La Cristalina”, pidió.

Minerva y Julio dieron una conferencia ayer tarde en un hotel ubicado en el Centro Histórico. La madre, con el rostro y ojos hinchados, apenas podía dar paso alguno. Le acompañaba su hija y un joven.

Su abogado, Juan Carlos Zapata Acosta, destacó que los padres de Julio no han conocido a detalle las investigaciones que lleva a cabo la PGJE. Ni ha habido acercamiento con el procurador Arturo José Ambrosio Herrera.

“Les pidieron que esperaran los resultados de las investigaciones y es lo que ha estado ocurriendo. Han colaborado con las autoridades y esperemos que sean claros en torno a lo que ocurrió”, dijo el litigante.

Con un nudo en la garganta que le impidió pronunciar palabra y que la hizo abandonar la silla en un primer intento por exigir justicia, Minerva retomó fuerzas y exigió el esclarecimiento de la muerte de su hijo.

Los padres afirmaron estar dispuestos a contratar los servicios de un perito para que no quede duda de lo que le pasó a Julio.

“Era el menor de mis hijos, por nada del mundo atentaría contra su vida y eso lo sé porque soy su madre y sí lo conozco, cualquiera que no lo conociera podría decir lo que quisiera”.

Julio señaló que vio el cuerpo de su hijo, el cual tenía golpes en el rostro.

“Sólo queremos la verdad, no queremos ni lesionar, ni dañar a nadie. Nos quitaron a nuestro hijo y el dolor de mi familia es inmenso. Sólo pregúntense porque las marchas, nuestro dolor es tan grande que no hemos participado”, finalizó Minerva.

Noticia anterior

Usan mangle blanco para corrales

Siguiente noticia

Boda de Mario y Citlalia