Inicio»Policía»PEP detiene y golpea a ciudadano sin motivo

PEP detiene y golpea a ciudadano sin motivo

0
Compartidos
Google+

“Me taparon la boca y la nariz para que perdiera el conocimiento”, señaló, Jorge Luis Muñoz Cahuich, quien denunció ante el Ministerio Público del fuero común a elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) por los delitos de abuso de autoridad, robo y lesiones, luego que lo retuvieran sin motivo alguno el sábado pasado y lo golpearan salvajemente en la Fidel Velázquez.

La querella de Jorge Luis, quedó integrado en el expediente C.C.H./2197/2014; afirmó que los elementos de la PEP de las unidades 235, 140, 149 y 163, lo golpearon, patearon e intentaron asfixiarlo, además que le robaron cinco mil pesos.

Jorge Luis, de 26 años, labora de lunes a viernes en el Instituto Federal Electoral (IFE) y los fines de semana vende tortillas en la Fidel Velázquez. El sábado 29 de marzo llegó a bordo de su motocicleta al parque de la calle Quintana Roo, entre avenida Concordia y andador Tamaulipas.

Ahí se estacionó por unos minutos para tomar la señal de Wi Fi que hay en la zona. Luis Muñoz llevaba cuatro mil pesos de su quincena de la instancia federal y mil pesos en una bolsa cangurera, producto de la venta de tortillas. El parque se ubica a menos de 200 metros de su predio, en el andador Tabasco, manzana 16, lote 56.

De pronto –dijo- llegaron los elementos de la PEP, le pidieron su licencia, la cual no tenía, por lo que les enseñó su credencial de elector y la documentación de la motocicleta.

“Empezamos a discutir sólo por la licencia y como tengo quebrado el escape de mi moto me dijeron que es una infracción. Querían que me subiera a la camioneta e incluso me quisieron poner las esposas, pero no me dejé porque no estaba cometiendo ni un delito, estaba trabajando”.

Refirió que los agentes los golpearon en diversas partes del cuerpo y él gritó pidiendo ayuda. “Salieron todos los vecinos y avisaron a mi papá; me soltaron, pero 20 minutos después llegaron otras cuatro patrullas más”.

“Al llegar los demás me dijeron que me iban a hacer una revisión, me quité el canguro, pero me rodearon y empezaron a empujar a todos, también a mi mamá.Uno de ellos me tapó la boca y la nariz para que me desmayara”.

Noticia anterior

Rescatan a una menor a punto de fallecer en río

Siguiente noticia

Bodas gay, aún lejanas de la legislación de Yucatán