Inicio»Policía»Lo cegaron los celos y le quitó la vida a su pareja

Lo cegaron los celos y le quitó la vida a su pareja

0
Compartidos
Google+

Por celos, Antonio Estrella Cel le cortó el cuello y dejó tirada a su pareja sentimental, María Antonieta López Hernández en un charco de sangre en la puerta de su domicilio en la colonia Minas. Vecinos y familiares auxiliaron a la hoy occisa intentando calmar la hemorragia hasta que llegó la ambulancia, sin embargo la mujer perdió la vida antes de llegar al hospital. Posteriormente, el agresor fue atrapado una calle detrás de su domicilio en la misma colonia.

Según datos recabados en el lugar del feminicidio, la pareja ya tenía problemas desde hace días, e incluso ya se hablaba de una inevitable separación. Familiares comentaron que ayer sería el último día en que la antes feliz pareja disfrutaría el último día en el hogar familiar, ya que la mujer le pedía a su aún esposo que se fuera, aunque los motivos sólo ella los conocía y él los guardará detrás de las rejas.

Según los vecinos, este hecho ocurrió aproximadamente a las 11:00 horas de ayer, cuando Antonio y la hoy occisa dialogaban en la puerta de su domicilio y empezaron a discutir, como la mayoría de las veces, por ello no le dieron importancia. Nadie se imaginaba que Antonio ya tenía preparada su última agresión a María Antonieta.

Mientras la discusión subía de tono el celoso esposo se llenaba de ira, misma que lo llevó al grado de sacar como última alternativa una navaja de usos múltiples, la cual le clavó en el cuello a la mujer para luego darse a la fuga y dejarla tirada en un charco de sangre con la respiración cortante y agitada.

Vecinos que vieron la trágica escena corrieron a apoyar a la mujer que se debatía entre la vida y la muerte, y con varios trapos intentaron detener la hemorragia sin lograr su objetivo, olvidándose por un momento del responsable, pero una vecina alcanzó a reaccionar y dio aviso a la central policiaca.

El domicilio ubicado en la calle Azufre por Brillante de la Colonia Minas, se llenó de policías y conocidos de la occisa, mientras que elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), en compañía de los familiares de la mujer peinaban el área en busca del responsable de la agresión.

Fue en la calle Dolomita donde ubicaron al agresor, el cual caminaba aprisa tratando de pasar desapercibido, pero al ver a los oficiales se entregó, mientras que los familiares querían lincharlo.

Posteriormente, fue trasladado a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad (SSPPC), y puesto a disposición del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.

Noticia anterior

Han sido once muertos en Valparaíso por incendio

Siguiente noticia

Layda Sansores visita a vecinos de colonia Solidaridad Urbana