Inicio»Policía»Roba 22 mil pesos a comercio de Mérida

Roba 22 mil pesos a comercio de Mérida

0
Compartidos
Google+

Un empleado desleal y dos borrachos que fingieron dormir al momento de atracar fueron capturados al momento de robar en comercios de Progreso y Mérida, recuperando un botín de 22 mil pesos, un teléfono móvil y una videograbadora.

El primer incidente se registró la noche del pasado martes, en el establecimiento comercial denominado “García”, ubicado en la calle 63 entre 56 y 58 del Centro Histórico de la capital yucateca, donde se detuvo a Ángel Sebastián Pérez Caamal, por el presunto robo de 22 mil pesos.

Los hechos acontecieron cuando los agentes de esta corporación policial realizaban su labor de vigilancia cuando se les acercó una persona, quien prefirió omitir su nombre, manifestando que se cometió un presunto robo en el interior de la tienda antes mencionada.

Al llegar al lugar, Julián Maldonado Bahena manifestó a los elementos policiales, que Pérez Caamal sustrajo 22 mil pesos de la caja registradora, y que dicha cantidad le fue encontrada en sus pertenencias al momento en que se retiraba del turno laboral.

EBRIOS RATEROS

Por otro lado, un par de ebrios ladrones fueron detenidos cuando luego de atracar un comercio sólo lograron apoderarse de pequeños objetos, ya que la caja registradora resultó grande para el pequeño boquete que realizaron en la madrugada de hoy.

Incluso, los inexpertos ladrones, uno de oficio albañil y el otro de palapero, se hacían a los dormidos, para minimizar el delito cometido, pero el botín lo llevaban en su vestimenta.

Elementos de la Policía Municipal de Puerto Progreso detuvieron a Ángel David Noh Herrera y Laureano Pech Noh, de 22 y 46 años de edad, respectivamente.

La detención se llevó a cabo cuando los elementos realizan el operativo permanente de vigilancia, cuando al pasar por la calle 25 entre 80 y 82 del centro de esa ciudad portuaria, notaron que la cortina del establecimiento denominado “La Chinita” estaba forzada.

Al verificar el lugar, ambos sujetos se hacían a los dormidos, y al “despertarlos” se corroboró que estaban bajo la influencia del alcohol.

Al ser cuestionados, manifestaron que no son trabajadores del establecimiento, pero que conocían a la dueña del negocio. Ante los cuestionamientos de los elementos, caían en múltiples contradicciones.

Ante estos hechos, los policías realizaron una revisión de rutina, se les encontró un BlackBerry y una videograbadora Cannon.

Incluso, a Noh Herrera se le halló entre su vestimenta, a la altura de la cintura, un cuchillo.

En esos momentos se aproximó la propietaria del establecimiento, Nati Selene Basto Loo quien identificó los artículos antes mencionados como de su propiedad, así como la caja registradora de su establecimiento, misma que se encontraba dentro del lugar, junto a la cortina, ya que no la habían podido sacar por el espacio donde habían forzado.

Ambos sujetos fueron trasladados a la cárcel pública de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito bajo los cargos de presuntos responsables de robo a un establecimiento del centro de esa ciudad portuaria.

Posteriormente, fueron turnados a la Agencia Décimo Primera Del Ministerio Público para los fines legales correspondientes, por lo que en las próximas horas serían transferidos al Centro de Reinserción Social (Cereso).

Noticia anterior

Seguirán los gasolinazos: Bejarano

Siguiente noticia

Piden atender problema de los perros callejeros