Inicio»Policía»Jovencito denuncia a elementos de la PEP por robo y lesiones

Jovencito denuncia a elementos de la PEP por robo y lesiones

0
Compartidos
Google+

J.A.J., de 17 años de edad, denunció ante el Ministerio Público que elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) de la unidad 165, lo golpearon sin motivo y además le robaron cuatro mil 600 pesos en efectivo, el pasado 15 de este mes.

“Ahorita me vas a hacer caso, me dijo uno de los agentes, se bajó de la patrulla y me agarraron de espaldas. Uno me puso el brazo en el cuello y me ahorcaba, no podía respirar y al tratar de voltearme me metió los dedos en la boca y me jaló parte del labio”, relató en su querella.

Acompañado de su madre, María Guadalupe Puc Mas, acudió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a interponer formal denuncia por el delito de abuso de autoridad, lesiones y robo en contra de elementos de la Policía Estatal, lo cual quedó integrado en el expediente B.C.H./6154/2014.

María Guadalupe y el afectado afirmaron que tras los hechos ocurridos el día referido, acudieron a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad (SSPPC), pero se toparon con la protección ciega a favor de los agentes de la corporación.

Ayer mismo acudieron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a presentar su queja, ya que en la SSPPC no le entregaron copia de la denuncia, cuando finalmente los recibieron dos días después de los hechos y tras largas horas de espera.

El joven, estudiante del Conalep y quien trabaja por las tardes volanteando publicidad de una pizzería, afirmó que su único “delito” fue sentarse a descansar en la calle Juárez y Lazareto del Prado. En esos momentos se le acercaron los elementos de la unidad 165 de la PEP.

Los uniformados lo cuestionaron y le exigieron que les mostrara su identificación. “No la tenía porque se la di a mi mamá para que me sacara unas copias, entonces el oficial me dijo que no lo quería obedecer y se bajó para golpearme”.

Explicó que lo tiraron al suelo con bulto y todo, en el que tenía el dinero de la quincena de su padre, envuelto en papel sanitario. Se lo arrebataron, sacaron todas sus pertenencias y el efectivo jamás apareció.

“Me indicaron que si quería reportarlos ellos eran de la unidad 156, lo que es falso pues estaban en la 165, porque me fijé en el número”, finalizó el joven, quien señaló que aún le duelen las costillas donde lo golpearon.

 

Noticia anterior

Canoístas mexicanos prometen entrega en JJC Veracruz 2014

Siguiente noticia

Fernando Alonso tuvo buen comienzo en GP de Singapur