Inicio»Galerías»Atan a despachadores y asaltan gasolinería

Atan a despachadores y asaltan gasolinería

0
Compartidos
Google+

De seis a ocho hombres armados y con los rostros cubiertos intentaron abrir un cajero automático en la gasolinería “Vadillo Lliteras”, ubicada en la avenida 26 por calle 41 de la colonia Santa Margarita, pero como no pudieron, despojaron del dinero de las ventas a los despachadores.

El atraco se registró alrededor de la 01:00 horas de ayer. Los asaltantes se apoderaron del centro de servicio de combustible y con armas de fuego amenazaron a dos de los despachadores que estaban de guardia.

Los amordazaron y amarraron con cinta gris de uso rudo, a uno lo metieron al baño y a otro a las oficinas de la misma gasolinería. Después intentaron abrir el cajero automático del Banco Santander con un gato hidráulico.

Como no pudieron forzarlo optaron por llevarse todo el dinero de las ventas de combustible y huyeron. Un cliente que sospechó se trataba de un atraco dio parte a la policía, pero para cuando los cuerpos de seguridad en Carmen reaccionaron, los presuntos responsables ya se habían esfumado.

Uno de los amordazados que vestía playera blanca, se identificó como Francisco Díaz Ramírez, de 46 años de edad; y quien portaba su uniforme, dijo responder al nombre de José del Carmen Ortiz Pérez, de 47.

Ambos coincidieron, en sus primeras declaraciones, en que eran seis u ocho los maleantes que llegaron al sitio en una camioneta.

Elementos de las policías Municipal, Estatal y Ministerial, implementaron un operativo para la localización de los supuestos asaltantes. Cerca de la calle 41 detuvieron a un joven sospechoso que fue llevado a la Dirección de Seguridad Pública, pero los despachadores no lo identificaban como quien participó en el robo.

Ninguna autoridad dio monto de lo robado, en el lugar se recuperaron dos casquillos percutidos, pero se desconoce si fueron descargados por los presuntos ladrones o por los policías ministeriales.

Peritos de la Vicefiscalía acordonaron la zona y buscaron indicios que lleven al desarrollo de las investigaciones. Levantaron algunas pruebas balísticas en el lugar, además que retiraron a los dos testigos presenciales, que fueron amarrados y que serían interrogados.

El vicefiscal general en Carmen, Jorge Wilberth Salazar Magaña, no dio ninguna declaración de los hechos y consideró el asalto como intranscendental.

Cuestionado por los otros robos de cajeros automáticos ocurridos en Carmen, declaró que todos se investigan, pero hasta hoy, ninguno presenta avances.

Noticia anterior

Obras viales retrasan servicio de Cruz Roja

Siguiente noticia

Inconformidad por lentitud en el INE