Inicio»Policía»Joven se debate entre la vida y la muerte en el “Quiroga”

Joven se debate entre la vida y la muerte en el “Quiroga”

0
Compartidos
Google+

Entre la vida y la muerte se encuentra el joven que fue agredido por el dueño del hotel Marzan, acompañado de dos sujetos, quienes tundieron a golpes al adolescente quien se encuentra internado en el Hospital General “Dra. María del Socorro Quiroga Aguilar” por traumatismo craneoencefálico.

William Javier Vargas Cruz, de 19 años de edad, el pasado 10 de mayo recibió una tremenda paliza por dos sujetos quienes fueron mandados por El Gato, dueño del hotel Marzan, ubicado en la avenida 10 de Julio.

Vecinos de la colonia Salitral denunciaron de manera anónima que el propietario del hotel se encuentra involucrado en varios ilícitos, por lo que por razones obvias negaron dar sus nombres.

Mientras el joven sigue internado en el área de Cuidados Intensivos del Hospital General, el responsable se encuentra escondido, presuntamente en casa de familiares.

Por su parte, consanguíneos de Vargas Cruz se acercaron a interponer una denuncia contra los responsables de la agresión de William Javier.

 

MP NO QUISO LEVANTAR EL ACTA

Cabe destacar que al llegar a la agencia del Ministerio Público de guardia, no quisieron levantar el acta correspondiente, bajo el argumento que necesitan llevar a tres testigos que presenciaron la desigual riña, pero vecinos tienen temor que El Gato y secuaces los agredan porque son gente de “armas tomar”.

Aunque presenciaron la agresión, familiares piden apoyo al Vicefiscal General, Jorge Wilberth Salazar Magaña para que actúen contra el autor intelectual, quien se encontraba gozando de la libertad.

Aunque los secuaces de El Gato ya fueron plenamente identificados por familiares de William Javier; a uno de ellos se le conoce como La Parca, mientras que el segundo sujeto se llama José Antonio Miranda Peralta, a quien conocen con el mote de El Verruga.

Familiares y amigos señalaron que esperan que las autoridades hagan su trabajo de impartición de justicia, pero de no ser así ellos lo tendrán que hacer, porque es injusto que su hijo esté internado por la gravedad de las lesiones que presenta en la base craneal porque la operación que amerita el joven cuesta 50 mil pesos y son personas de bajo recursos.

Finalmente, comentaron que solo piden se haga justicia contra El Gato y su pandilla, quienes son el azote de la colonia Salitral.

Noticia anterior

A evitar embarazos no deseados en edad escolar

Siguiente noticia

Coordinación de PC emite alerta en el Pacífico por mar de fondo