Inicio»Policía»Continúan los robos en la ciudad

Continúan los robos en la ciudad

0
Compartidos
Google+

Los jardines de niños “Juan de Dios Peza” (Kanisté) y “Artemia Ricolde López” (San Román), además de dos casas ubicadas en el Fraccionamiento Ramón Espínola Blanco y en el barrio de San Francisco, fueron blanco de los ladrones que se apoderaron de bocinas, televisor de plasma y un anillo de oro, entre otros artículos.

No hay personas aseguradas y los afectados acudirían a la Fiscalía General del Estado (FGE) a interponer formal querella por el delito de robo en contra de quien o quienes resulten responsables.

A las 7:30 horas de ayer fue reportado el robo al kínder “Juan de Dios Peza”, ubicado en la calle 20, entre 19 y 21 de la colonia Kanisté, donde los cacos se llevaron las bocinas que se utilizaban en las ceremonias cívicas.

Casi al mismo tiempo fue reportado el robo al jardín “Artemia Ricolde López”, ubicado en la calle 16, entre Allende y Bravo del barrio de San Román, donde los ladrones desprendieron el protector de uno de los salones para llevarse un televisor de pantalla plana.

En cuanto a los robos en las viviendas, estos fueron reportados la noche del lunes pasado, el primero a las 21:00 horas, cuando Wendy M. llegó a su domicilio, ubicado en la calle 1, manzana 28 lote 12 del Fraccionamiento Ramón Espínola, de donde se llevaron varios artículos.

El segundo atraco a casa-habitación fue reportado cerca de las 22:45 horas, cuando Plutarco L. llegó a su casa ubicada en la calle Altamirano, número 20, entre 12 y 14 del barrio de San Francisco.

De nada sirvieron los enormes y bravos canes que tiene, dado que el o los ladrones ingresaron sin problemas para sustraer un anillo de oro y una cortadora de vitropiso.

En todos los casos acudió personal de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) para la inspección ocular correspondiente.

Noticia anterior

Consignan a ocho por posesión de cocaína

Siguiente noticia

Ayla Elisa Hernández Flores recibe aguas del Jordán