Inicio»Policía»Cae peligroso secuestrador en Mérida

Cae peligroso secuestrador en Mérida

0
Compartidos
Google+

Tras la captura del peligroso secuestrador Francisco Lorenzo Rosas León, alias “Comandante Paco”, la Fiscalía General del Estado (FGE) lo turnó a las autoridades del Estado de México, donde es requerido debido a los numerosos delitos cometidos.

El sujeto de 38 años de edad pertenecía a una banda de plagiarios denominada “Los Nopaltecos”, que opera en el centro de la República, fue detenido el pasado viernes 11, por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuando tranquilamente caminaba sobre la calle 51 con 40 del fraccionamiento Francisco de Montejo.

La SSP confirmó la identidad del individuo a través del Sistema Plataforma México, y verificó que cuenta con una orden de aprehensión vigente por el delito de secuestro, cometido en el Estado de México.

El plagiario avecindado en el Distrito Federal, pretendía pasar por inadvertido en Mérida y tras su detención, de manera inmediata fue trasladado a la FGE, para luego ser enviado a dicha entidad federativa, por vía aérea.

Información proporcionada revela que Rosas León fue capturado en 2009 junto con otros cinco sujetos, en Otumba, municipio del Estado de México, y en el aquel entonces se les encontró en la casa de seguridad ubicada en Nopaltec, donde mantenían en cautiverio a sus víctimas secuestradas.

De acuerdo con información oficial, Rosas León se encargaba de interceptar a las víctimas por el dinero que exigían.

El modo de operar de “Los Nopaltecos” consistía en interceptar con lujo de violencia a sus víctimas cuando salían de sus negocios y/o en las cercanías de sus domicilios.

Incluso, los secuestradores bajaban a sus víctimas de sus automóviles y los introducía, a otros en vehículos, que en ocasiones eran unidades del transporte público.

Al momento de trasladar a los plagiados hacia la casa de seguridad, los sedaban con escopolamina, también conocida como burundanga o la droga de la verdad, que hace que la persona pierda la voluntad.

En ocasiones, durante el cautiverio, abusaban sexualmente de sus víctimas, según se establece en la denuncia en su contra.

Noticia anterior

Conductora habla por celular y provoca accidente

Siguiente noticia

Aseguran 12 toneladas de pepino de mar en aeropuerto de Mérida

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *