Inicio»Policía»Presunta infidelidad causa asesinato al sur de Mérida

Presunta infidelidad causa asesinato al sur de Mérida

0
Compartidos
Google+

Enojado porque la esposa de su patrón era infiel, Pedro Cen, alias “El Lobo”, apuñaló en cinco ocasiones a su presunto rival de amores de su jefe, para luego rematarlo con un block, el cual dejó caer en la cabeza José Ramiro Valencia, de 40 años de edad.

Según el reporte oficial, el homicidio se registró el pasado domingo 22, a las 18 horas, en la calle 48 con 161-B del fraccionamiento San José Tzal, y ayer, al mediodía fue presentado ante el juez de Control.

El presunto homicida, de oficio albañil, pretendió darse a la fuga luego de dejar el cuerpo en la vía pública, y en medio de un charco de sangre, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) efectuaron un operativo de búsqueda, logrando dar con él.

De acuerdo con los testigos, el hoy difunto bajó del camión de transporte público de pasajeros, quien estaba acompañado con su amante, la señora María.

“El Lobo” ingería bebidas embriagantes en la casa de su patrón, don Freddy, mejor conocido como “El Diablo”, quienes estaban acompañado de los hijos del empresario, cuando se percató que del autobús descendía “el sancho” y “la infiel mujer”.

Inmediatamente se quitó del predio y alcanzó a la pareja, para luego discutir con el hoy finado y se liaron a golpes, pero en un momento determinado sacó un arma blanca.

Por ende, en cuatro ocasiones lo apuñaló en el pecho y propinó una más en el costado derecho de la víctima.

José Ramiro se desplomó en el pavimento, por lo que el presunto homicida le levantó un block y lo dejó caer en la cabeza para rematarlo

Antes de morir, el hoy extinto pidió ayuda a gritos, por lo que los vecinos salieron a la calle para constatar lo que ocurría, motivo por el cual “El Lobo” optó por huir, pero minutos después fue detenido.

Los vecinos manifestaron que don Freddy tiene un local de suvenir en el Centro Histórico de Mérida, donde vende camisetas con estampados y adornos.

El hoy viudo empleó al presunto asesino para unos trabajos de construcción en su casa, por lo que le llegó a tener mucha confianza al grado que le confió y le platicó que su mujer lo engañaba.

Por tal motivo, minutos antes del asesinato, el empresario le reclamó a María su infidelidad, por lo que discutieron y la mujer lo sacó de la casa, pero posteriormente ella decidió salir del domicilio.

Noticia anterior

Reabrirán primaria hasta que destituyan a directora

Siguiente noticia

Hallan cuerpo en descomposición