Inicio»Policía»Dan 43 años de cárcel a homicidas de taxista

Dan 43 años de cárcel a homicidas de taxista

0
Compartidos
Google+

A 43 años y nueve meses de pri­sión fueron sentenciados J.D.L. y J.C.A.R., luego que el juez primero de lo Penal los encontró culpables de asesinar a un taxista del muni­cipio de Escárcega, en el 2014, el cual no solamente fue apuñalado, sino también le arrojaron piedras en la cabeza; el móvil, el robo.

El juzgador también determi­nó que los ahora sentenciados deberán realizar el pago de dos millones 708 mil 954 pesos como concepto de reparación del daño. Ambos resultaron culpables del delito de homicidio calificado. La víctima respondía al nombre con iniciales C.R.L.C.

El 21 de marzo del 2014, cerca de las 5:00 horas, fueron solicita­dos los servicios de la víctima en la terminal de autobuses de la ciu­dad de Escárcega. J.D.L. y J.C.A.R. le pidieron que los llevara al ejido 18 de Marzo. Ambos abordaron el taxi.

Transitaban sobre la carretera federal, cuando J.D.L. que iba en el asiento del copiloto, le pidió a C.R.L.C. que detuviera la marcha del vehículo, ya que necesitaba realizar una necesidad fisiológica.

El taxista accedió y J.D.L. des­cendió, mientras que J.C.A.R. (quien iba sentado atrás) aprove­chó un descuido del taxista para sujetarlo de los cabellos y con la mano derecha le produjo una he­rida en el cuello con arma blanca.

J.D.L. regresó y también agredió al taxista causándole heridas en el rostro, costillas del lado izquierdo y espalda. Luego los homicidas arrojaron piedras de regular tama­ño a la cabeza de la víctima, quien perdió la vida.

Al no haber más resistencia le quitaron sus pertenencias y lle­varon el cuerpo en el taxi hasta el kilómetro 286+61 de la carretera federal Escárcega-Villahermosa, donde lo arrojaron.

Tras el hallazgo del cadáver los familiares interpusieron for­mal querella. Las investigaciones apuntaron a los ahora sentencia­dos, quienes fueron detenidos en cumplimiento a una orden de aprehensión que emitió el juzga­dor que conoce la causa penal.

El mismo juez emitió el auto de formal prisión y finalmente la sentencia condenatoria, por lo que ambos se encuentran compurgan­do su pena al interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Francisco Kobén.

Noticia anterior

Niño quiso suicidarse

Siguiente noticia

Destroza su auto al provocar accidente