Inicio»Policía»Intentan secuestrar a empresario arrocero

Intentan secuestrar a empresario arrocero

1
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.– El empresario arrocero, Francisco Javier Arias San­tana, propietario de la planta Arroz Tollocan de esta ciudad, estuvo a punto de ser secuestrado ayer por la mañana en su rancho ubicado en la región de la Junta Municipal de Centenario, donde posee grandes extensiones de tierras dedicadas a la siembra de la gramínea, confirmaron fuentes policiacas.

Arias Santana, originario de la ciu­dad de Toluca, Estado de México, lle­gó a la entidad a finales de la década de los 70, cuando la producción de arroz comenzaba a representar la bo­nanza económica de muchas familias, que originó que Campeche fuese con­siderado el principal productor arro­cero en el país.

A finales del año pasado Francisco Javier fue objeto de varias amenazas de secuestro, lo que motivó que deja­ra el municipio unos meses para tras­ladar su domicilio a otra entidad del país. Sin embargo, pese a la inseguri­dad decidió retornar al Estado para estar pendiente de su industria y de sus cultivos.

Ayer precisamente se cumplieron 15 días del intento de secuestro y ase­sinato del ganadero Alfredo Salgado Pérez, en su rancho ubicado en la zona de Centenario.

De acuerdo a la información reca­bada, como de costumbre el empre­sario se dirigió a su rancho ayer por la mañana. Ahí permaneció, pero uno de sus empleados abandonó la pro­piedad para dirigirse a esta ciudad donde realizaría algunas diligencias de su patrón.

Esta persona fue quien se perca­tó que en el camino se encontraban varias llantas grandes obstruyendo el paso, por lo que retornó al rancho para informarle a Arias Santana.

Hubo temor debido a que los de­lincuentes que asesinaron a Salgado Pérez, hecho que aún sigue impune, utilizaron piedras y troncos en el ca­mino de su propiedad para tratar de secuestrarlo, lo que, finalmente deri­vó en su asesinato.

Según las corporaciones policiacas que confirmaron el hecho, por fortu­na el empresario no salió del rancho en ningún momento y fueron sus em­pleados quienes solicitaron el apoyo.

Elementos policiacos recorrieron la zona y después de varias horas re­tornaron a la ciudad sin pistas o indi­cios de los responsables de colocar los neumáticos en el camino. Era evidente que trataban de atentar contra él, no hay otra explicación por haber colo­cado las llantas en el camino, dijo la fuente policiaca.

Noticia anterior

#LordPapá le rompió la nariz a una menor

Siguiente noticia

Jovencita se lanza de segundo piso