Inicio»Policía»Genera alarma reporte de rapto de dos niños

Genera alarma reporte de rapto de dos niños

0
Compartidos
Google+

El reporte de que dos infantes –de cuatro y dos años de edad– presuntamente le fueron arrebatados a su progenitor por un taxista en Plaza Universidad, generó la movilización de elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), pero al final se trató de una confusión pues los menores fueron ubicados minutos después, sanos y salvos en casa de la abuelita, en la colonia Leovigildo Gómez.

No hubo personas aseguradas; la abuela afirmó que todo derivó, cuando el taxista se quitó del sitio antes de que el papá pudiera dar la dirección donde los llevaría.

El padre en su desesperación por buscar a sus hijos terminó lesionado al protagonizar un accidente en su motocicleta.

Los hechos ocurrieron cerca de las 11:45 horas, cuando el padre de familia salió de Plaza Universidad con sus dos pequeños; pidió un taxi. Subió a los menores y regresó para recoger el casco e irse en su motocicleta para irle indicando al ruletero la ruta. Al parecer habían ido a visitar a la mamá a su trabajo, a un costado de Soriana.

Al salir de nuevo no encontró a sus hijos ni al taxista. Desesperado abordó su moto para buscarlos, ya que no le había dado la dirección donde llevaría a los menores.

En su desesperación chocó contra una camioneta y se lesionó el hombro. El dolor que sentía no se comparó con la incertidumbre de no saber nada de sus hijos. Llamó a su esposa y al número de emergencias del C-4.

Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) le brindaron el apoyo. Radiaron a todas las unidades en servicio las características del taxi, dándole prioridad a su ubicación. De esta manera le marcaron el alto a un taxista en el cruce de las avenidas Central por Luis Donaldo Colosio.

No era el ruletero. Finalmente, a los policías estatales que estaban con los padres les informaron que los niños fueron ubicados en la casa de la abuelita, en la Leovigildo Gómez.

El mayor de los niños fue guiando al taxista por las calles hasta llegar a la casa de su abuela paterna.

Los agentes abordaron al padre a la patrulla, mientras que la mamá les pidió que la esperaran ya que iría a buscar su bolso en Plaza Universidad. Al salir de nuevo ya se habían marchado los patrulleros.

Noticia anterior

Cae profesor por violación

Siguiente noticia

Termina descalabrado en riña con su hermano