Inicio»Policía»Tres baleados deja pleito en Santa Cruz

Tres baleados deja pleito en Santa Cruz

0
Compartidos
Google+

CALKINÍ.– Al menos tres heridos y tres detenidos dejó un enfrentamiento en la comunidad de Santa Cruz Pueblo, la noche de ayer.

Primeramente un sujeto enfrentó a otros y fue apedreado. Esto originó que otros de sus amigos acudieran al predio de los agresores y lanzaron piedras. Ante esto los moradores de la vivienda dispararon armas de fuego e hirieron a tres personas.

El apedreado fue llevado por la Cruz Roja al Hospital Comunitario.

Por su parte, elementos de la Policía Municipal y Estatal ingresaron a la comunidad, rescataron a los heridos y detuvieron a dos personas acusadas de ser los agresores y a un tercer sujeto que intervino al ver que arrestaban a sus familiares.

 

CAPTURAN A LADRÓN

La paciencia de la población llegó a su límite el viernes pasado y a punto estuvo de desatarse la violencia ante la serie de robos e intentos entre el jueves y el viernes, con saldo de un presunto ladrón retenido, quien fue entregado por los vecinos a la Vicefiscalía y exigieron que se le aplique la ley porque en caso de ser liberado lo atraparán de nuevo y lo lincharán.

Todo inició la noche del jueves cuando Irving B.M. hurtó una motosierra a su propio hermano en el domicilio ubicado en la calle 24 del barrio Kilakán, donde el mismo afectado lo detuvo y entregó a las autoridades, pero la Vicefiscalía se negó a procesar al señalado argumentando que no hubo flagrancia y que el artículo no lo tenía en su poder.

El viernes se supo que hubo un intento de robo a eso de las 19:00 horas sobre la misma calle. Los comités vecinales montaron un operativo, pero el presunto ladrón huyó. Seguidamente hubieron reportes de intentos de robo en los barrios Guadalupe, San Martín y San Miguel Kucab, donde los vecinos hartos de la situación salieron a las calles para defender su patrimonio con piedras, palos y otros objetos.

La situación empeoró cuando se reportó que en el Jardín de Niños “María Montesori” una persona estaba robando por lo que los comités y “policías ciudadanos”, así como la Policía Municipal arribaron al sitio pero no ubicaron al ladrón.

Pasada la media el presunto ladrón de la motosierra fue visualizado por su hermano en el paradero de autobuses, sobre la calle 21 por 22. Al parecer esperaba el camión para huir.

Al enterarse el comité vecinal de Kilakán y de los otros barrios acudieron al sitio y atraparon al sospechoso, a quien amarraron de pies y manos y lo llevaron hasta el parque.

Ahí llegaron elementos de la Policía Municipal y los fvecinos se negaron a entregarlo, señalando que tomarían justicia por propia mano dado que 24 horas antes lo habían entregado a la Vicefiscalía y lo dejaron libre.

El presunto ladrón pidió perdón y al aceptar que robó la motosierra, la muchedumbre le exigió que confesara todos los ilícitos que ha cometido y que delatara a sus cómplices.

Ante la presión el delincuente afirmó que un policía le compró la motosierra y que además existía una red de personas que compran todo lo robado, incluyendo a agentes policiacos.

Por lo anterior el comandante Heyder Abraham Pech Pantí indicó que se investigará para reconocer al o los involucrados.

Aún así los comités vecinales se negaron a entregar al presunto caco y lo condujeron hasta la Vicefiscalía ubicada en el barrio de San Martín.

Pese a que llegaron tocando claxon de decenas de autos y motos los agentes de la Vicefiscalía demoraron más de 20 minutos en atenderlos a los manifestantes que gritaban consignas en contra de las autoridades.

Luego de entregar al sujeto los vecinos a gritos exigieron que se le aplique la ley y en caso de ser liberado lo atraparán de nuevo y lo lincharán.

Hasta las cinco horas del viernes los ciudadanos seguían en espera que las autoridades ministeriales determinaran la situación jurídica del detenido.

Noticia anterior

Localizan cuerpo putrefacto de joven

Siguiente noticia

Ileso tras estrellarse contra poste