Inicio»Policía»Dos más se suicidan en Yucatán

Dos más se suicidan en Yucatán

1
Compartidos
Google+

MÉRIDA, Yuc.– En poco más de 24 horas, Giovany Santos May y Antonio Kumul Cox, ambos de 32 años de edad, optaron por quitarse la vida al no soportar la severa depresión que padecían, dejando en orfandad a sus respectivos hijos.

El primer caso sucedió este domingo, a las 4:00 horas, en Tiholop, comisaría de Yaxcabá, y fue hasta ayer que la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que la causa del deceso de Kumul Cox fue asfixia por suspensión.

El suegro del hoy difunto, Castor Poot Cox, informó que su yerno siempre manifestaba deseos de cortarse la existencia, incluso se despedía de sus amigos y familiares.

Recordó que el sábado pasado por la noche, salió de su predio para dirigirse al parque y luego a la casa de sus progenitores.

Al retornar abrazó a su hijo, de siete años, y a su compañera sentimental, Margarita Grimaldi Poot Iuit.

Por la madrugada, salió al patio del domicilio de los padres de su esposa, y al no verlo pensaron que regresó a casa de sus progenitores.

Su cónyuge fue a buscarlo a las 4:15 horas y lo encontró colgado de un árbol de ciruela, adyacente al terreno del vecino.

El hoy finado era bebedor consuetudinario y adicto a sustancias prohibidas, pero antes de quitarse la vida estaba sobrio.

Posteriormente, ayer, a las 7:00 horas fue encontrado el cuerpo de Santos May, quien se colgó de la trabe de un pozo ubicado en la parte trasera del predio ubicado en la 45 lote 2, entre 20 y 22 de la segunda etapa de la colonia Amalia Solórzano, de Kanasín.

La progenitora del hoy difunto, Rosalía May May, de 58 años, fue al patio y descubrió el cuerpo de su vástago colgando.

En lo que va del año, suman 69 los suicidios, 15 por ciento más con respecto al total registrado en el primer cuatrimestre del 2017, que fue de 60 casos.

Noticia anterior

Detienen a dos por agredir a agentes

Siguiente noticia

Logra Freciez apoyo de diputado federal