Inicio»Mundo»Se suicida pediatra que sufría acoso laboral

Se suicida pediatra que sufría acoso laboral

0
Compartidos
Google+

PUEBLA., Una pediatra adscrita al área de Pediatría del Hospital del Niño Poblano (HNP) se suicidó la tarde del pasado miércoles en su departamento por presunto acoso laboral. Dejó una carta póstuma en el que expone problemas emocionales.

Los hechos ocurrieron en su departamento, y el cuerpo fue localizado por su compañera de trabajo con la que compartía departamento en el fraccionamiento Real de Zavaleta, en la colonia Concepción La Cruz, perteneciente al municipio de San Andrés Cholula, luego de que a la amiga le avisaron que no había llegado a su turno en el Hospital del Sur ni a su guardia en el Niño Poblano, por lo que, al ir a buscarla, descubrió el cuerpo inerte.

Autoridades que investigaron el caso confirmaron que se trató de un suicidio, pues Zyanya “N”, fue encontrada dentro de su departamento ahorcada con una bufanda y además se cortó las venas, para lo cual se administró, al parecer, un sedante a fin de no sentir dolor.

Antes escribió un recado póstumo, dirigido a sus padres, en el que les pide perdón y ella misma se describe como una mala hija, mala amiga e incluso que sentía miedo al tener enfrente a sus pacientes.

La compañera de departamento agregó que Zyanya era muy reservada, platicaba muy poco y no le conocía muchas amistades, incluso sabía que no tenía novio.

 

La misma fuente agregó que la víctima sufría de constante depresión, por lo cual debía consumir medicamentos antidepresivos para su control.

La carta:

“Quiero que entiendan que ustedes no tuvieron la culpa de nada, al contrario… Les agradezco por apoyarme y aguantarme tanto. Ustedes eran mi único motivo para seguir adelante pero hoy ya no tengo las fuerzas para seguir, ya no sé estar aquí, estoy cansada de vivir y fingir que estoy bien, lamento no haber sido lo que ustedes merecían…”

“El acoso es sistemático, es una costumbre en este hospital y todos. Desde que llegas te avisan que así los han tratado a ellos y que incluso les iba peor. Acá los médicos superiores que ahora son ya prácticamente pediatras formados, o R3, el grado mayor, te tratan con la punta del pie. Te gritan que sin ellos mataríamos niños, que qué vamos a hacer cuando no estén ellos. Son jornadas largas de trabajo, te castigan cuando quieren y puedes estar hasta 36 horas diarias.

No es el único caso. Han hecho renunciar a dos médicos más. Éramos 18 y en menos de un año dos renunciaron y Zyanya se suicidó. Creemos que no es normal. Y en el hospital parece que no les importa. No van a hacer nada”.

Fuente: NT

 

 

Noticia anterior

Demandan a su hijo de 30 años por no irse de su casa

Siguiente noticia

Tormentas muy fuertes en Campeche