Inicio»Policía»Hallan a extraviada; denuncia a su esposo de violencia familiar

Hallan a extraviada; denuncia a su esposo de violencia familiar

0
Compartidos
Google+

Hecelchakán.- Pomuchense reportada como desaparecida junto con sus menores hijos, un recién nacido y un niño de tres años, fue localizada en la misma comunidad donde estaba escondida en la vivienda de una promotora del programa Prospera, al parecer por problemas familiares.

Deysi María Aké Kuk, con domicilio en la calle 18 entre 21 y 23 de la colonia Benito Juárez, fue encontrada por los elementos de la Fiscalía del municipio luego de la denuncia que interpuso su conyugue tras su desaparición el pasado martes 26 de junio.

Como se informó, la ama de casa de 33 años se llevó a sus hijos, Alexa Jaquelín de dos meses de edad y Aron Emilio de tres años, de apellidos Góngora Aké.

Aké Kuk vivía con su esposo en el mismo terreno de su suegra, lugar de donde salió sin dar conocimiento a nadie y sin llevarse nada.

 

Con la madrina del esposo

Fue localizada en la calle 15 entre 14 y 16 de la colonia Centro de Pomuch.

El domicilio pertenece a la madrina del esposo de Deysi María, lugar donde aparentemente se refugió luego de huir del hogar argumentando malos tratos por parte del conyugue.

Inclusive, la mujer interpuso una denuncia en la capital del Estado, por golpes que supuestamente recibió antes de salir de su casa.

Estuvo escondida en la parte trasera de la vivienda para evitar la salida del menor de edad.

Por su parte, los familiares del acusado dijeron que la Policía Judicial acudió al  domicilio donde lo abordaron por la denuncia interpuesta en su contra.

El esposo pudo demostrar que él la había reportado como desaparecida, además de las recetas médicas por las crisis nerviosas que sufre.

Al final regresó a su vivienda y mañana fue citado a declarar sobre el caso de su mujer.

Los menores —dijeron los familiares— están en buen estado aunque les han comentado que lloran mucho, teniendo el consuelo de por lo menos saber que están bien y conocen su paradero, cesando la angustia de pensar que algo malo les podría haber pasado.

Noticia anterior

Edil, inconsciente e inmaduro: Palestino

Siguiente noticia

La Libertad, convertida en basurero clandestino