Inicio»Policía»Que avioneta realizaba labores de fumigación

Que avioneta realizaba labores de fumigación

2
Compartidos
Google+

Por violación a la Ley General de Aeronáutica Civil investiga la Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) el accidente aéreo suscitado el lunes 3 de septiembre en Champotón, en el que se desplomó —según ha determinado de primera mano la autoridad federal— una avioneta empleada para fumigar.

El piloto N.Y.R., de 30 años de edad, pereció calcinado. El personal del Servicio Médico Forense (Semefo), adscrito a la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), realizó la necropsia de Ley y puso a disposición del Ministerio Público de la Federación los resultados junto con el cuerpo.

La PGR emitió un escueto comunicado en el que informaba sobre el inicio de las diligencias de investigación para la integración de una carpeta por el ilícito antes referido en contra de quien o quienes resulten responsables.

“El Representante Social de la Federación tomó conocimiento de la existencia de una aeronave con matrícula XB-GSR que presuntamente se desplomó junto con el piloto en las inmediaciones de la localidad de Yohaltún, municipio de Champotón”, esboza el comunicado.

Aparentemente la aeronave era empleada en actividades de fumigación en una zona agrícola, cuando se desplomó. El reporte lo emitieron pobladores al personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscrito a la PGR.

También acudió personal militar, de Seguridad Pública Municipal y de la Fgecam. Estos últimos levantaron el cuerpo calcinado de quien tenía su domicilio en el poblado de Suctuc, Hopelchén.

El Ministerio Público de la Federación investiga las causas del accidente aéreo, para lo que estará contando con “la opinión especializada” de los peritos de la Delegación de la PGR.

“Asimismo busca establecer la posible existencia de cualquier otro delito del orden federal o del fuero común que se haya originado con motivo de la utilización de la aeronave”, finaliza el escrito.

 

ENTREGAN EL CUERPO

El cuerpo del piloto aviador fue entregado ayer por la tarde a sus familiares por autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR).

Por la mañana, Enrique Jeffrey Rodríguez solicitó a las autoridades de la PGR, le entregaran el cuerpo de su hijo, quien falleció el lunes pasado al desplomarse la avioneta, cuando realizaba labores de fumigación de un plantío de granos en el Valle de Yuhaltún.

Sobre este caso, Dismar López Aréchiga, presidente de la Unión de Agricultores del Estado de Campeche respaldó a Enrique Jeffrey, al indicar que era injusto que a través de las redes sociales y algunos medios de comunicación se manejara que la nave estuviera relacionada a transporte de drogas.

“Esta difamación carente de credibilidad, desde luego perjudica a la familia de Jeffrey Rodríguez y a la Unión de Agricultores. El desplome se debió a un problema de falla mecánica, que las autoridades investigan y deben informar”, indicó López Aréchiga.

A su vez, Jeffrey Rodríguez manifestó su indignación con las autoridades de la PGR, quien se negaba a entregarle el cuerpo, con el argumento que tenían que realizarle una prueba de ADN para identificarlo. “El piloto de la avioneta era mi hijo de 29 años de edad, el cual cuenta con licencia de aviador en vigor tanto en los Estados Unidos como en México”.

“Hace dos semanas, en un cateo que hicieron en mi rancho La Sierrita, las autoridades detuvieron a dos trabajadores a quienes mantienen en proceso, cuando son gente de campo y trabajadora, incluso me pidieron siete millones de pesos”, agregó Enrique Jeffrey.

Noticia anterior

Atropella camioneta a joven ciclista

Siguiente noticia

Camión acaba volcado y fuera de la carretera