Inicio»Policía»Se ahogan dos jóvenes estudiantes de Utecan

Se ahogan dos jóvenes estudiantes de Utecan

0
Compartidos
Google+

CANDELARIA.– Ismael Méndez Cahuich y José Armando Vázquez Rodríguez, de 20 y 19 años de edad, respectivamente, ambos estudiantes de la Universidad Tecnológica de Candelaria (Utecan), se ahogaron al caer a las caudalosas aguas del río Candelaria la madrugada de ayer.

Se presume que estaban ebrios y caminaban sobre el puente en dirección al centro de la ciudad, luego de divertirse en el bar “Submarino”.

Alrededor de la 1:30 horas, Protección Civil, paramédicos y bomberos recibieron el reporte y de inmediato acudieron al sitio para realizar las labores de búsqueda, pero por la oscuridad la suspendieron y la reiniciaron a las 9:00 horas.

Con la ayuda de pescadores, expertos nadadores y sus embarcaciones, lograron ubicar los cuerpos a unos metros del lugar donde cayeron y los arrastraron hasta la orilla.

El hecho fue notificado a la Vicefiscalía para que se haga cargo de las investigaciones. Luego de las diligencias ministeriales, personal del Servicio Médico Forense (Semefo) trasladó los cadáveres al anfiteatro para la necropsia de ley.

Versiones de un supuesto testigo indican que uno de los jóvenes tropezó sobre el reducido andador y su compañero que iba detrás, corrió para tratar de ayudarlo, pero también perdió el equilibrio y ambos cayeron al afluente.

El testigo nada pudo hacer para ayudarlos y optó por avisar a Protección Civil y a la Policía Municipal para que acudieran a salvarlos, pero ya era demasiado tarde.

Méndez Cahuich era vecino de la comunidad de Haro, perteneciente al municipio de Escárcega, y Vázquez Rodríguez oriundo  del Triunfo, Tabasco.

HABÍAN ALERTADO

“Se había alertado que sucedería una desgracia por la poca altura del muro de contención o pasamanos del puente vehicular y ninguna autoridad hizo caso al respecto”, denunciaron José de la Cruz Gómez  y César Augusto Cuevas, vecinos de las colonias San Isidro e Independencia.

Desde que estaban realizando los trabajos de remodelación del referido puente se verificó que el pasamanos estaba quedando a muy baja altura y se le hizo ver al responsable de la obra, pero éste aseguró que sólo seguían las especificaciones técnicas del proyecto.

Dicha contención quedó por debajo de la cintura de cualquier persona adulta y hasta de menores de edad por lo que se había advertido que alguien podría caer el río y lamentablemente sucedió por esa negligencia, señalaron los ciudadanos.

Noticia anterior

Protestan jubilados y los atiende Carlos Cervera

Siguiente noticia

Asaltan oficinas del TUM