Inicio»Policía»Aseguran a par de adolescentes tras hurto en la 20 de Noviembre

Aseguran a par de adolescentes tras hurto en la 20 de Noviembre

0
Compartidos
Google+

Tras batalla campal con piedras y el robo a una tienda de la colonia 20 de Noviembre, policías preventivos aseguraron ayer por la mañana a dos adolescentes, quienes son relacionados con una serie de delitos en ese sector de la ciudad.

Ambos fueron puestos a disposición del personal de la Fiscalía Especializada en Justicia para Adolescentes de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) por robo a comercio, así como resistencia de particulares y daños en propiedad ajena más lo que resulte.

Los hechos ocurrieron cerca de las 9:00 horas de ayer, cuando vecinos de la calle Venustiano Carranza por Corregidora reportaron el robo a la tienda “Rino”.

El primer reporte indicó que el atraco fue cometido con violencia, mientras que la segunda versión refirió que ingresaron al local que lleva días cerrada y empezaron a desmantelar las neveras para arrancar el compresor y la tubería de las mismas.

El ruido alertó a los vecinos. Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) atendieron el reporte y ubicaron al par de menores.

Estos subieron al techo de un predio desde donde se atrincheraron y empezaron a arrojar piedras a los vecinos y a los uniformados de la PEP. Más de una docena de agentes acudieron a la zona.

Tras varios intercambios de piedras y con ayuda de los vecinos, finalmente los aseguraron para ponerlos a disposición de las autoridades ministeriales para las investigaciones correspondientes.

 

CAE DESVALIJADOR DE VEHÍCULOS

O. del J.M.C., de 31 años, fue asegurado la mañana del jueves pasado en el Centro Histórico cuando presuntamente desmantelaba y robaba partes de un automóvil Tsuru aparcado en la calle 18.

El mencionado fue trasladado a la Fgecam para ser investigado por robo a interior de vehículo; en su contra se querellaría G.S.P., de 39 años.

A eso de las 8:42 horas del día referido, en la calle 18, entre 59 y 61, oficiales de la PEP observaron a un sujeto que estaba manipulando partes del Nissan Tsuru gris plomo, placas de circulación DJE-3999 del Estado.

Ante su actitud sospechosa se acercaron a investigar y cuestionaron al tipo, quien afirmó que el Tsuru era de su “patrón” y se lo había dejado encargado, ya que su jefe andaba rentando andamios cerca.

Mientras dialogaban con él, los oficiales observaron que la parrilla del automotor estaba desprendida, además que el capirote estaba entre abierto y debajo, entre las dos llantas delanteras se encontraba semioculto la batería que había sido desprendida.

El tipo se puso nervioso y al no poder explicar lo que ocurría fue asegurado; entre tanto los agentes consultaron el Sistema de Análisis y Finanzas, ingresando las placas y el número de serie del automotor.

De esta manera obtuvieron que el propietario está domiciliado en la calle 57 del Centro Histórico a donde acudieron.

Noticia anterior

Por vender cilindros sin gas LP detienen a dos

Siguiente noticia

Roban 15 mp a empleado de Diconsa