Inicio»Policía»Tres heridos en asalto a ruletero

Tres heridos en asalto a ruletero

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.– En asalto, el taxista Jairo Ramírez García, de 29 años, resultó con unos 15 piquetes con arma punzocortante en cabeza y espalda, mientras su compañero Manuel Ascencio Quimé, con herida de bala en la pantorrilla de la pierna izquierda y otra persona no identificada con un rozón en la cabeza, tras enfrentar a uno de los tres sujetos que habían asaltado al primero. Policías ministeriales y municipales se negaron a intervenir.

De estos hechos las corporaciones policiacas dijeron no tener información, sin embargo, de acuerdo a los datos recabados, alrededor de la una de la mañana de ayer, tres sujetos al parecer integrantes de la banda conocida como Los Buenas Onda, hicieron parada en inmediaciones de la colonia Benito Juárez, al taxista Jairo Ramírez, conductor del Chevrolet Aveo, con numeración TX-7162 y placas de circulación DJK-9214 del Estado, del grupo Radio Taxis Express.

Los sujetos, vecinos del taxista, pidieron que los llevaran a la calle 69 por 8 de la colonia Unidad, Esfuerzo y Trabajo 1, pero antes de llegar a la dirección le empezaron a decir “Te vamos a asaltar”, pero el ruletero sólo reía al pensar que era broma.

Sin embargo, al llegar y estacionarse, el copiloto y uno de los que iba atrás se bajaron, mientras el otro lo sujetó de la espalda y con arma punzocortante (navaja) le propinó cinco piquetes en la cabeza y otros 10 en la espalda, ocasionándole hemorragia severa.

El malhechor se llevó 200 pesos y las llaves de la unidad, mientras que el taxista solicitó el auxilio de sus compañeros, quienes llegaron y se dirigieron al domicilio del agresor, en la calle 67 por 12 de la misma colonia.

Los taxistas pretendían sacarlo de la casa, pero en eso se escucharon disparos y uno pegó en la pantorrilla izquierda de Manuel Ascencio Quimé, mientras que otro taxista tuvo un rozón en la cabeza, siendo traslados al Hospital General “Dr. Janell Romero Aguilar” para su valoración.

A esto los prestadores del servicio de transporte solicitaron la presencia de elementos policiacos, acudiendo agentes ministeriales y municipales, quienes se negaron intervenir y exhortaron al taxista a denunciar los hechos, incluso dialogaron con un familiar del presunto agresor, pero no pudieron llegar a un arreglo.

El taxi fue arrancado por su propietario con otras llaves y todos se retiraron del lugar, en tanto no se aseguró si denunciarían los hechos ante el Ministerio Público.

Noticia anterior

Acuchillado en riña callejera

Siguiente noticia

Electrocutado