Inicio»Sociedad»Prevalece veneración a la muerte: Rocher

Prevalece veneración a la muerte: Rocher

0
Compartidos
Google+

El hombre ha desarrollado una fascinación por la muerte, hasta el punto de la veneración, señaló la historiadora Adriana Rocher Salas, en la última ponencia del ciclo de conferencias que organizó la Dirección de Investigaciones Históricas y Sociales del Instituto Campechano, en el aula magna “Tomás Aznar Barbachano”.

Señaló la preeminencia de la muerte sobre otros aspectos religiosos, pues las cuestiones sagradas son cambiantes; lo que era sagrado en algún tiempo de pronto ya no lo es, sin embargo, la muerte no ha perdido esa dedicación por parte del hombre: “En la adoración hay una búsqueda de la inmortalidad que ha alimentado religiones, propiciado el avance de la ciencia al grado de obsesionar a científicos, sacerdotes, brujos, aventureros y demás personas”, indicó.

No obstante, aclaró que nos sigue inspirando miedo, “por ello siempre buscamos evitarla y esta adoración que hoy existe a la Santa Muerte ha nacido más bien del miedo que de la adoración”.

Parte contraria era el culto de nuestros ancestros que, para ellos, era un ritual de vida ante la inevitable realidad de la muerte y ante el desconocimiento de lo que hay después de la muerte.

En su exposición mencionó el concepto de la piedra filosofal que expone la saga fílmica “Harry Poter”, donde explica: “Obtener la piedra filosofal nos daba dos poderes, el de trasformar el plomo en oro y la inmortalidad; esta afirmación peliculesca tiene un transfondo cierto, según afirma Nicolas Flamel, uno de los máximos alquimistas de la Edad Media, la obtuvo y según dicen nunca murió, pero hasta el momento no se sabe donde está pero se supone que debe de haber muerto”.

Otros ejemplos fílmicos del interés por la perpetuidad son reflejados en personajes como los zombis, muy explotados en las películas de Hollywood, dijo.

Noticia anterior

Inmerso en gira, cumple Ozzy Osbourne 65 años

Siguiente noticia

La liga de nuevos valores inicia finales el viernes