Inicio»Sociedad»Sensibilidad de Cantarell en “Fituras itinerantes”

Sensibilidad de Cantarell en “Fituras itinerantes”

0
Compartidos
Google+

“Figuras Itinerantes”, de Daniel Cantarell, destacado médico, articulista y humanista carmelita, fue presentado en el 2013 en la Biblioteca Campeche.

Cantarell Alejandro acude al método de la entrevista, el artículo, el relato, la crónica, la leyenda, la misma poesía para detonar al lector en 155 páginas 26 narraciones que deben ser leídas de cabo a rabo.

La primera anécdota que encabeza su libro, es sobre “Elenita”, como él la llama, o “Pony”, dirían otros, tratándose de la célebre Elena Poniatovska, escritora y periodista, amada y temida, en su paso por Ciudad del Carmen, donde degusta lo mejor de la gastronomía campechana.

Quién no ha escuchado alguna vez de sus padres o sus abuelos, ante la indecisión sobre cuál prenda de vestir usar, la expresión: “¡Pareces Fata Morgana!”, transformista de arte excelso.

Una opinión sobre Hernán Lara Zavala, novelista premiado por la Academia Española por su obra “Península Península”.

Ermilo Carballido y su dramaturgia de la ira; a Germán List Arzubide y su poesía; Juan de la Cabada, de quien Poniatovska dijo: “….Desprendido de la tierra, Juan nació sin cargamentos, y así ha viajado siempre, sin equipo de ninguna clase”.

Habla también de Carlos Fuentes, en un mar transparente surcado por delfines; Pedro Infante, mucho más que un ídolo del pueblo; poeta andaluz, León Felipe Camino de la Rosa, en el siglo mexicano.

Aborda la historia de Adolfo Chaires Pérez, el Chupamirto, cómico que en su primera visita a se había ganado la simpatía y la estimación de los pobladores que se dedicaron a propalar la noticia de su llegada, en una comunidad donde no había más entretenimiento que el nuevo cine sonoro.

Narra sobre el torero Luis Freg y su espectáculo de la muerte; el paso de Henry Laurent Riviere por Carmen; estudió en la Escuela Naval de Francia y en Carmen se interesó por la literatura. Narró sus vivencias a bordo de embarcaciones más emblemáticas de Francia.

En una segunda parte, a partir de la página 87, Cantarell relata una de las más interesantes y caprichosas historias. la del “Niño Artillero”, Narciso Mendoza, quien fuera héroe de la Independencia de México que por azares del destino termina trabajando de farolero y de sereno para la Jefatura Política del Carmen.

Entre las demás historias, relata el encuentro de Pedro Requena Legarreta, de origen carmelita y su encuentro con el escritor hindú Rabindranath Tagore, Premio Nobel de Literatura; Evelio Vadillo Martínez, el poeta Carlos Pellicer, entre otras historias tejidas por la sensibilidad de Daniel Cantarell Alejandro, orgullo de Campeche.

 

 

Noticia anterior

Acusarían de terrorismo a periodistas por caso Snowden

Siguiente noticia

Ministeriales recuperan artículos