Inicio»Sociedad»Encuentran un hacha de hierro en el faro Xicalango

Encuentran un hacha de hierro en el faro Xicalango

0
Compartidos
Google+

En la ex hacienda Xicalango de Ciudad del Carmen, Campeche, se halló un hacha de hierro que mide 19 centímetros de largo y 10.5 de ancho que no preserva el mango pero aún perdura en la parte interna el orificio donde se insertaba, informó El historiador de Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del INAH, Abiud Pizá Chávez.

Indicó que fue recogida en el 2009 durante la prospección arqueológica del faro y ex hacienda Xicalango, donde posiblemente el artefacto fuera utilizado para el corte de la caña de azúcar, producto que se procesaban en dicha hacienda a finales del siglo XIX.
Ahora se encuentra resguardada en la Bodega de Bienes Culturales donde recibe atención en colaboración con el área de Restauración del INAH, dijo.

Sostuvo que su uso se considera de utilización cotidiano, también para el campo donde se requiere el corte de materiales de gran grosor.

Resaltó que los elementos que se encuentran en vestigios arqueológicos sean de mar o tierra constituyen piezas del rompecabezas de temporalidad, usos, costumbres y demás información sobre una comunidad. De ahí que los nuevos hallazgos por minúsculos que pueden formar parte de un eslabón que aclararía aspectos de nuestra historia, por lo que, la SAS del INAH recolecta las piezas y nos devela algunos detalles.

Por otra parte, dio a conocer que el lastreo o peso muerto recolectado en el fondo de las embarcaciones tiene como objetivo asegurar la estabilidad y contrarrestar los efectos del viento durante la navegación y proporcionan información de la temporalidad del navío.

Explicó que existen dos tipos: “El fijo y el fijo compuesto por rocas y lingotes de plomo, hierro, bultos de arena, toneles, etc. que forman parte de los pertrechos del barco; y el movible, como maderas, ladrillos, tejas como mercancías en los puertos”.

Señaló que otros objetos son 11 piezas de clavos obtenidos de una embarcación sumergida de estructura metálica y casco de madera (según describe el historiador) combinación típica de los buques en la época de transición de la madera al metal, es decir, los siglos XIX y XX.

En cuanto “la clavazón”, recalcó que es uno de los suministros más importantes para la construcción naval, pues permite fijar todos los maderos tablazones y costillares de los barcos. Los fabricados de hierro fueron los más empleados en astilleros del siglo XVI y XVIII, a finales de éste la producción comenzó a hacer en bronce.

Noticia anterior

Sepultan con honores a oficial caído en balacera

Siguiente noticia

Bautizan a Sofía Aguilar Caballero