Inicio»Yucatán»Descartan problemas financieros en la UADY

Descartan problemas financieros en la UADY

0
Compartidos
Google+

Con un techo financiero de mil 697 millones de pesos, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) descarta problemas financieros para este año, ya que el incremento del monto es 11 por ciento más de lo ejercido en 2013, informó el rector de la máxima casa de estudios, Alfredo Francisco Javier Dájer Abimerhi.

Incluso, continuará el programa de austeridad y se prevé otras medidas para “estirar” aún más el recurso, sin embargo, sigue algunos pendientes relacionados con ambos sindicatos.

Entrevistado al concluir la Sesión Ordinaria del Consejo Universitario, expresó que el monto obtenido es 99.8 por ciento de lo solicitado, pues la diferencia es de tres millones de pesos.

“Prevalece la tranquilidad, hay un incremento real del presupuesto, aún desglosando la inflación”, sin embargo, será a finales de este mes cuando se tenga todos los cálculos correspondientes, y con ello determinará si es suficiente o no el dinero asignado para este año.

Aunque, continuarán con las medidas de austeridad para extender el dinero que se tiene para 2114.

El 11 de diciembre de 2013, el Consejo Universitario solicitó un aumento del 10 por ciento en el presupuesto previsto para 2014, para contar con un monto por mil 700 millones de pesos.

Sin embargo, se le asignó mil 697 millones de pesos, de los cuales, 168 correspondiente al gobierno estatal y mil 529 al federal.

Mencionó que está en análisis el monto asignado inicia la distribución del recurso, por lo que después de Semana Santa se sabrá en dónde se destinará el dinero recibido, al mismo tiempo que se conocerá si alcanzará para satisfacer las demandas de la Universidad.

Al regresar de las vacaciones “se sabrá si se ampliará el programa de austeridad o se aplicarán otras estrategias de ajuste”, para procurar que el dinero les permita salir adelante durante 2014.

“Una vez que se tenga cuál será la corrida financiera, con los gastos de nómica, prestaciones, gastos de operación y mantenimiento, entre otros rubros”, se sabrá si se resolverán todas las demandas de los sindicalizados.

Además, se tiene que tomar en cuenta que anualmente aumenta la plantilla de profesores y personal, así como los pensionados y jubilados.

Dájer Abimerhi descartó que la UADY tenga una crisis financiera, pues lo ocurrido a finales de 2013 “sólo fue un mal cálculo en la asignación del presupuesto, el cual fue resuelto”.

Noticia anterior

Conade supervisa obras en el Kukulcán

Siguiente noticia

Ayuntamiento de Mérida participa en foro internacional