Inicio»Yucatán»Locatarios, en riesgo de perder patrimonio

Locatarios, en riesgo de perder patrimonio

0
Compartidos
Google+

Más de dos mil 100 puestos de diferentes giros ubicados al interior de los mercados Lucas de Gálvez y San Benito de Mérida están sin regularizarse por parte del Ayuntamiento, denunció Ángel Dzul Sánchez, presidente de la Unión de Baratilleros de Yucatán.

Dzul Sánchez agregó que este problema se viene dando desde las pasadas administraciones municipales sin que ninguna autoridad en turno ponga remedio.

Explicó que a pesar de que varios puestos de comida y fruterías, entre otros giros estén funcionando y sus propietarios paguen derecho de piso a la Comuna, no tienen la certeza jurídica de su derecho de uso de suelo.

Manifestó que el ex alcalde panista Xavier Abreu Sierra fue el único que en su momento dio regularización a varios locatarios en el Lucas de Gálvez.

“Pero a través de los años ha crecido el número de vendedores de esos mercados y en San Benito en cualquier momento les pueden quitar los espacios para dárselos a otros por la autoridad municipal”, precisó.

Mencionó que en su momento Ana Rosa Payán Cervera en su segundo periodo como alcaldesa, Manuel Fuentes Alcocer, César Bojórquez Zapata y la priísta y hoy senadora Angélica Araujo Lara, ofrecieron la regularización pero no cumplieron con su palabra.

Recordó que la actual administración de Renán Barrera Concha, el año pasado inició un censo del número de locatarios que tienen diferentes puestos en ambos mercados, lo que arrojó un resultado de cuatro mil 200 y tan sólo el 50 por ciento está regularizado.

 

CONCESIONES

“Los que cuentan con ese beneficio pueden tener concesiones hasta de 10 a 15 años, los que no tienen esa razón jurídica se encuentran con la incertidumbre de no saber en qué momento les quitarán el espacio”, insistió.

Afirmó que es una situación preocupante, porque de su agrupación hay 620 locatarios y 17 reclaman el derecho de uso de suelo pero no se los otorga la administración municipal.

“Sabemos que existe un conflicto de intereses entre los regidores priístas y panistas por el aval de concesiones y permisos, lo que evita la regularización de los locales”.

Consideró que ese pleito político les afecta porque no saben si el espacio que ocupan pueda ser destinado para otro comerciante por ese jaloneo entre regidores.

“El derecho de piso oscila entre 100 y 150 pesos a la quincena, no es mucho, pero los oferentes tienen otros pagos como el agua y la energía eléctrica”.

Confió en que este año se solucione el problema para la tranquilidad de los locatarios que además tienen la desventaja de puestos de comida afuera de los dos mercados lo que les quita la clientela”.

“Nos quitan competencia porque la gente no entra a comer en el interior de los mercados, y esos no pagan impuestos y son permitidos por la Comuna”, enfatizó.

En su oportunidad, el regidor priísta, Jorge Dogre Oramas, informó que en la revisión de los diferentes puestos en ambos mercados detectaron que varias familias son dueñas de tres o hasta cuatro diferentes establecimientos.

“La intención es que sea un local por familia para evitar un monopolio que luego trae como consecuencia enfrentamientos entre los mismos empleados”, subrayó el edil.

Noticia anterior

Arrolla a motociclista en centro de la ciudad

Siguiente noticia

Asaltan a empleado de empresa Bachoco