Inicio»Yucatán»Falta de coordinación cobra vidas en costas yucatecas

Falta de coordinación cobra vidas en costas yucatecas

0
Compartidos
Google+

Pese el interés del Gobierno del Estado para disminuir los accidentes por descompresión en pepineros, las diferencias entre las secretarías de Salud de Yucatán y la de Fomento Agropecuario y Pesquero impiden concretar una estrategia para evitar esta anomalía que ha costado la vida a 26 buzos.

Lo peor de todo, los titulares de ambas dependencias lamentaron la falta de estudios sobre la problemática, pero se abstuvieron a invitar a los especialistas de la Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), donde se desarrollan diversos proyectos relacionados con el equinodermo y los pescadores.

Durante la presentación del Programa Integral de Prevención de Accidentes por Descompresión en Buzos que ejercen la tarea de Captura de Pepino de Mar y otras Especies se informó que de 2012 a la fecha han fallecido 26 pepineros y ya se atendieron en la cámara hiperbárica por descompresión a 468 personas.

En el evento, el titular de la SSY, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, apostó por la sensibilización hacia los pescadores, por lo que se asesoran a dos mil pescadores sobre la importancia de la cultura de la prevención y la mejor forma de cuidar su salud durante la captura de especies marinas, a quienes se les entregará el respectivo certificado de salud.

Sin embargo, el titular de la SFAP, Felipe Cervera Hernández, destacó la importancia del equipo de buceo así como de las lanchas, ya que los instrumentos que actualmente utilizan están en mal estado y no garantiza el buen estado de salud de los pepineros. Sin embargo, el Gobierno del Estado se abstuvo a anunciar algún proyecto de financiamiento para la adquisición de equipo de buceo así como de tecnología para las embarcaciones, entre otros instrumentos.

El costo del equipo ideal supera los 15 mil pesos, tal el caso de un pequeño tanque de reserva de oxígeno, un reloj computadora que registra y advierte sobre el tiempo de inmersión y la profundidad.

Además de una compresora que genere oxígeno de calidad para los buceadores, ya que las actuales están en deplorables condiciones.

Indicó que se busca el bienestar de los dos mil 200 pescadores dedicados a la captura de langosta así como a los mil 114 avocados al pepino de mar.

Incluso, comentó que en los próximos días sostendrá una reunión con los titulares de las cooperativas y asociaciones pesqueras establecidas en la entidad, y entre los temas está el caso del pepino de mar.

En la reunión, se minimizó los proyectos de investigación que se realiza en la Unidad Mérida del Cinvestav, tal el caso del monitoreo satelital de embarcaciones.

Incluso, a partir de 2015, investigadores de Estados Unidos y México aplicarán en Yucatán un innovador programas de atención a los pescadores de pepino de mar así como de tecnología que evite la pérdida de más vidas humanas a consecuencia de la descompresión e intoxicación con monóxido de carbono.

“No hay langosta o pepino de mar que valga más que la vida de un padre o de un hijo que muere por descompresión”, sentenció Cervera Hernández.

Noticia anterior

Consolidan intercambio comercial

Siguiente noticia

Perredistas convocan a repudiar reformas