Inicio»Yucatán»Kin arriba puntual a Observatorio Cenital

Kin arriba puntual a Observatorio Cenital

0
Compartidos
Google+

Kin, el dios maya del sol, demostró su magnificencia y puntualidad al ingresar al Observatorio Cenital precolombino en Acanceh, al mismo tiempo que desaparecieron todas las sombras de los cuerpos verticales del Mayab.

El conocimiento de los sacerdotes astrónomos mayas nuevamente se corroboró, cuando el pasado viernes 18, a las 13:04 horas un halo de luz vertical se formó en el interior de un edificio circular que sirvió de marcador del Sol en el cenit, hasta el momento, el único edificio precolombino en su tipo en Yucatán.

El fenómeno arqueoastronómico, de acuerdo con la especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Beatriz Quintal Suaste, permitió a los mayas el período adecuado para las actividades agrícolas, al marcar la temporada de lluvias.

Aunque el edificio prehispánico se descubrió en 2007, posteriormente se efectuaron los trabajos de estudios y los resultados preliminares fueron dados a conocer en 2011, en el marco del Tercer Congreso Internacional de Cultura Maya.

Y fue el pasado viernes 18 cuando por primera vez se confirmó la utilidad de este edificio construido con fines astronómico, como marcador del Sol en el Cenit, acontecimiento que en el Mayab se registra dos veces al año, teniendo como fecha intermedia el solsticio de verano.

Por lo que luego de cinco siglos de permanecer oculto, hoy nuevamente vuelve a funcionar, aunque se trata de un edificio cuya construcción sólo permite el ingreso de un reducido grupo de personas, (sacerdotes astrónomos o alguien más de la nobleza).

Es decir, el espacio de la cámara circular interior es de apenas dos metros de norte a sur así como 1.96 metros de oriente a poniente.

Aunque hoy tiene una altura de 1.95 metros, todo parece indicar que pudo tener 2.5 metros y que el diámetro de la parte superior sería más estrecho dejando pasar el halo de luz que marca la verticalidad del sol.

Noticia anterior

Textileros en crisis

Siguiente noticia

Playas, aptas para bañistas