Inicio»Yucatán»Oso de circo se recupera en Pachuca

Oso de circo se recupera en Pachuca

0
Compartidos
Google+

Ante el logro obtenido con intervención quirúrgica efectuada al oso negro americano decomisado en marzo pasado al Harley Circus con fractura de mandíbula, se le bautizó como “Invictus”, informaron especialistas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el Bioparque Convivencia Pachuca, en Hidalgo.

Con la exitosa operación, por lo pronto, queda en observación en Pachuca, al menos por varias semanas, mientras se discute si se quedará en el Bioparque o será devuelto a Mérida.

A Invictus se le implantó una barra fija de titanio, y luego de muchas semanas de vivir con dicha lesión, se llevó la gran sorpresa al constatar que ya puede tomar agua de manera normal, además que masticó nuevamente sus alimentos, e incluso, gruñó como acostumbran los de su especie.

Durante la operación se constató el maltrato que se le daba al animal, coinciden los especialistas que lo atendieron y establecieron que luego de cinco horas de cirugía, al llegar al corte de la mandíbula del ejemplar, hallaron un corte irregular.

El especialista en maxilofacial Ignacio Calleja Ahedo recalcó que “esta parte (de la boca) se arrancó a pedazos con pinzas de electricista, un acto de crueldad”.

Al circo “Harley”, instalado temporalmente en Dzidzantún, le fueron decomisados seis animales silvestres, tres de ellos exóticos, los cuales fueron víctimas la crueldad cometida por el propietario y/o empleados de esta empresa.

Mientras que al oso negro (Ursus americanus) le extirparon el maxilar inferior, el tigre de bengala (Panthera tigris) presentó disfunción en sus extremidades y al león africano (Panthera leo) le arrancaron las garras y los colmillos, e incluso, los tres ejemplares de mono araña (Ateles geoffroyi) carecían de colmillos, pues le fueron quitados, “para evitar accidentes”.

Posteriormente, fueron asegurados precautoriamente en el Parque Zoológico de “El Centenario”, y en el caso del oso, luego de varios días fue trasladado a la Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, Endémica y Exótica en México ubicada en Bioparque Convivencia Pachuca, para su rehabilitación y reconstrucción de mandíbula.

Al respecto, el equipo médico informó que dicho procedimiento se realizó con el objetivo de crear una cavidad lingual a efecto de no perder la lengua, pues al estar expuesta queda colgada y se lastima causando lesiones, displasias y áreas necrosadas

La Profepa resaltó que de acuerdo al reporte, la directora del Bioparque, Erika Ortigoza Vázquez, horas posteriores a la intervención, el oso bebió agua sorprendido de succionar tanta cantidad con sólo acercar la punta de la nariz y lengua, sin que fuera necesario meter toda la cabeza; y 12 horas después, por primera vez masticó alimento.

Asimismo, al tener la cavidad completa donde hay sonoridad y vibración, Invictus ya emite el sonido característico de enojo, es decir, gruñe.

Finalmente, se explicó que en este sentido, se reporta su estado de salud como reservado, con amplias posibilidades de rehabilitación.

 

Noticia anterior

Viviendas en zonas de riesgo: Cenecam

Siguiente noticia

Que gobierno invierta para prevenir el suicidio