Inicio»Yucatán»Violencia en la costa prende luces de alerta

Violencia en la costa prende luces de alerta

0
Compartidos
Google+

Ante los recientes hechos violentos registrados en el litoral yucateco por la captura ilegal del pepino de mar, las autoridades federales y estatales se declararon en alerta, por lo que reforzarán la vigilancia en esa zona con la finalidad de evitar enfrentamientos entre los pescadores.

Durante los últimos días se han registrado enfrentamientos en las comunidades costeras de Dzilam de Bravo, Celestún y El Cuyo, Tizimín, por la captura ilegal de pepino de mar, hecho que ya que preocupa a las autoridades.

El encargado del despacho de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Carlos Carrillo Maldonado, pidió calma a los hombres de mar y los exhortó a esperar la autorización federal para capturar esa especie.

Lamentó los hechos violentos ocurridos en la última semana en Dzilam de Bravo, El Cuyo, Tizimín y Celestún, con saldo de siete lanchas ribereñas quemadas, pérdidas millonarias y varios pescadores furtivos golpeados.

Una lancha al parecer de pescadores campechanos fue quemada en Celestún, donde arribaron varios hombres de mar interesados por la especie.

Al respecto, Carrillo Maldonado expresó que se reforzará la vigilancia en el litoral yucateco para cuidar la especie en veda y se estará alerta a cualquier incidente.

En los municipios de Dzilam de Bravo, Celestún y El Cuyo, los vecinos de esas comunidades impidieron la pesca furtiva del recurso.

El funcionario estatal hizo un llamado a los hombres de mar a mantener la calma, y los exhortó a que esperen que la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca), autorice la segunda temporada de captura de la especie en este año, altamente cotizada en el mercado asiático.

Comentó que existe la posibilidad de que el permiso pueda ser esta misma semana, y “esperamos que la calma regrese a los puertos y no sigan las detenciones de pescadores y quemas de embarcaciones”.

 

EL PROBLEMA

“El problema es que la Conapesca levantó expectativas para una segunda captación del seis al 15 de mayo y no le cumplieron a los pescadores”, externó.

Cabe recordar que según la Conapesca, la captación del equinodermo sería del 13 al 25 de mayo y la meta serían 350 toneladas.

Mil 200 pescadores tuvieron permiso de captura de la especie del 25 al 30 de abril, pero el mal tiempo solo permitió que trabajaran tres y estuvieran inactivos cuatro días, donde sólo se logró 350 toneladas.

Por su parte, el vicealmirante de la IX Zona Naval, Felipe Solano Armenta, advirtió que pescadores de estados vecinos llegan al litoral yucateco para la pesca de pepino de mar motivados por los altos ingresos económicos que representa la especie en Asia.

“Intensificaremos la vigilancia en los puertos yucatecos con mayor número de lanchas para proteger la especie y evitar la llegada de barcos furtivos a algún puerto”, explicó.

Cabe recordar que el domingo pasado en Celestún, un grupo de pescadores inconformes volteó una patrulla que estaba estacionada en el Palacio Municipal y luego quemó una lancha de pescadores, supuestamente campechanos, que llegaron a depredar pepino de mar y pulpo, especies que están en veda.

Noticia anterior

Amenaza obispo con expulsión

Siguiente noticia

Inicia VII Torneo del SUTSGM