Inicio»Yucatán»Mi hijo no fue drogadicto

Mi hijo no fue drogadicto

0
Compartidos
Google+

Silvia Georgina Ordaz Díaz, madre del joven Bruno Antonio Méndez Ordaz exigió una disculpa pública de parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), que el 18 de mayo de 2014 determinó que su hijo de 15 años de edad falleció por sobredosis de benzodiacepinas.

Luego de lograr que el actual fiscal Ariel Aldecua Kuk, aceptara reabrir el caso para determinar la causa de la muerte del menor, la dependencia determinó que la causa del fallecimiento fue una hemorragia cerebral, pero se ignora qué la originó.

Cabe recordar que el 16 de mayo de 2014, el estudiante de la Escuela Secundaria General Número 2, ubicada en la colonia Francisco I. Madero de Mérida, sufrió una convulsión camino a su hogar, luego de haber asistido a la escuela donde cursaba el tercer grado.

Falleció 24 horas después de su ingreso a la Unidad de Urgencias del Hospital “Benito Juárez” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El agente investigador del Ministerio Público, Miguel Ángel Tugores Sánchez, emitió un dictamen de la averiguación previa 418/18A/2014 el 18 de mayo de 2014 mediante el cual se determinó que al realizar el examen toxicológico para la detección de etanol, cannabis, cocaína, anfetaminas y benzodiacepinas, donde el 17 de mayo en el IMSS dio como positivo a benzodiacepinas.

“La ex fiscal Celia Rivas Rodríguez declaró públicamente que nuestro hijo falleció a causa de una sobredosis de cocaína e intentó al menos durante dos ocasiones forzarnos a aceptar su conclusión totalmente ajena a la realidad”, expresó la madre del fallecido adolescente.

Recordó que en su momento Rivas Rodríguez declaró en su papel de fiscal, que el dictamen en medicina legal se basó en el expediente clínico proporcionado por el Hospital Juárez y los resultados obtenidos de la necropsia.

Dijo que la FGE determinó que la hemorragia fue a consecuencia de la acción de una sustancia desconocida, lo que fue interpretado por los familiares como la afirmación de que la causa de la muerte del joven era relacionada con el consumo de cocaína.

“Nosotros sólo queremos limpiar el nombre de mi hijo que era un buen muchacho y que se nos dé una disculpa pública por los señalamientos que pudieron influir a que se tenga una imagen equivocada de quien fue nuestro hijo”, sentenció la madre.

El asesor jurídico de la familia, Jorge Rojas Gamboa aclaró que no presentaron una denuncia penal contra la ex fiscal y personal médico del Seguro Social pues sólo buscan que se limpie el nombre del joven.

Noticia anterior

Falla lanzamiento de satélite mexicano

Siguiente noticia

Que limpien canal de la Héroe de Nacozari