Inicio»Yucatán»Teatro regional ha caído en decadencia: “Cheto”

Teatro regional ha caído en decadencia: “Cheto”

0
Compartidos
Google+

Para el actor yucateco Fernando Herrera Cabrera “Cheto”, el Teatro Regional Yucateco ha caído en decadencia generalizada, porque se ha denigrado la esencia y la calidad de este tipo de arte escénico.

Sin embargo, afirmó, “hay muchos que tratamos de conservar el doble sentido y del sentido del humor sin utilizar insultos, palabras fuertes y altisonantes con el objetivo de hacer reír a la gente sanamente”.

El comediante regional, perteneciente a la dinastía de los Herrera, señaló la importancia de cuidar la imagen de Yucatán, y eso se logra rescatando la esencia de lo que es el teatro regional.

Herrera Cabrera, quien el pasado fin de semana se le entregó un reconocimiento de autoridades estatales por sus 40 años de trayectoria, recordó una anécdota de cuando participó años atrás en la Feria de San Marcos, en Aguascalientes.

“La técnica del teatro regional, en especial de la familia Herrera siempre es el tema de los equivalentes, nombrar cosas de la región o personajes públicos, situaciones chuscas de la localidad donde te vas a presentar. Hace cinco años, en 2010, fuimos a representar a Yucatán en Aguascalientes y nos documentados y al momento de presentarnos bendito sea Dios fue todo un éxito”, recordó.

En cuanto a su reconocimiento, “Cheto” expresó recibirlo con gran satisfacción y felicidad, pues se le reconoce su trabajo de 40 años atrás.

“Se dice rápido 40 años pero son lágrimas y risas y muchas experiencias, donde todos aprendemos de todos”, remarcó.

De igual forma recordó muchos años atrás cuando presentaron la obra “Lo mejor de la familia Herrera”, encabezado por Don Héctor Herrera “Cholo”, en Xalapa, Veracruz, donde también tuvieron gran éxito.

“El teatro es la vida que vivimos con cierto sentido del humor. Y como dicen tanto en la vida como en el teatro la función tiene que continuar con o sin”, subrayó.

“El sentir del actor es tu vida dejarla en el camerino antes del subir al escenario, como persona, como ciudadano. Me ha tocado enterrar a mi padre Cheto que fue uno de los pilares del teatro regional para ir al teatro de Cholo para continuar la función. Sientes que no puedes hablar, sientes un nudo en la garganta, pero nos debemos al respetable público; y con ese reconocimiento estamos bien pagados, pero no solo de aplausos vive el hombre, pero sí es una necesidad económica y a la vez espiritual porque estás haciendo lo que te gusta hacer”, expuso.

El actor dijo que reír es una terapia saludable que se debe practicar todos los días porque brinda equilibrio y bienestar.

Noticia anterior

Aferrado al boleto

Siguiente noticia

Sasha, Benny y Erick ofrecerán concierto en la Chichí Suárez