Inicio»Yucatán»Recrudecen protestas contra Mauricio Vila

Recrudecen protestas contra Mauricio Vila

0
Compartidos
Google+

Por segundo día, más de 400 tianguistas protestaron frente al Palacio Municipal por el aumento de 23 pesos por metro cuadrado que les pretende cobrar el Ayuntamiento de Mérida por derecho de uso de suelo.

Los manifestantes salieron del parque de La Mejorada, en el Centro Histórico, recorrieron toda la calle 50 con dirección al sur y tomaron la calle 69, para finalmente llegar a los bajos del Palacio Municipal, donde agentes de la policía cerraron la vialidad.

Al llegar, los inconformes exigieron dialogar con el alcalde Mauricio Vila Dosal, incluso intentaron entrar a la fuerza al inmueble, pero los policías lo impidieron.

Por separado también arribaron al lugar “tolderos”, quienes molestos porque las autoridades ofrecerán el servicio de cobertizos, pidieron dialogar con el edil meridano e igualmente intentaron entrar a la fuerza sin lograrlo.

Hubo momentos en que tianguistas y “tolderos” estuvieron a punto de enfrentarse a golpes, pero no pasaron de insultos, amenazas y empujones.

Cabe destacar que Vila Dosal anunció hace unos días realizar un censo para saber el número de mercados ambulantes y proponer en el Cabildo un descuento para que la tarifa por metro cuadrado de 23 pesos quede en 10 y que les incluirán la luz, recoja de basura, espacios y toldos.

Sin embargo, los manifestantes lo rechazan ya que argumentan es muy caro y no les conviene a varios, pues tienen entre tres a seis puestos.

Por su parte, los “tolderos” arremetieron contra el edil panista, porque pretender quitarles sus negocios que cobran 25 pesos por servicio en la mañana, y 50 pesos por la noche.

Ante los ánimos acelerados de ambos grupos, fue necesario aumentar el número de policías municipales, mismos que bloquearon los dos accesos de entrada al interior del edificio.

Minutos más tarde, la secretaria de la Comuna, María Elena Fritz Sierra, los recibió en sus oficinas, y les explicó que con la propuesta del censo se pretende regularizar a los más de cuatro mil vendedores que se instalan en diversos puntos de la capital yucateca.

La funcionaria municipal les reiteró que pagarían 10 pesos por metro cuadrado, los cuales ingresarían de manera directa a las arcas del municipio y en el caso de los toldos, la administración rentaría los equipos para ofrecerlos a los ambulantes.

Noticia anterior

El cronista seybano

Siguiente noticia

Muestra gastronómica en la Técnica 23