Inicio»Yucatán»Laicos y sacerdotes pelean posesión de escuela privada

Laicos y sacerdotes pelean posesión de escuela privada

0
Compartidos
Google+

El conflicto por la propiedad del Instituto Patria provocó la ruptura entre la Arquidiócesis de Yucatán y la directiva de esta escuela particular, ante “una terca negativa (de los encargados del colegio) aduciendo que es una empresa privada”, por lo que ahora se torna laica.

La polémica se complicó aún más cuando en la misa dominical, sacerdotes de dos parroquias leyeron un “comunicado” en el que reprueban la actitud de los hoy encargados del plantel, el cual, presuntamente estaba firmado por el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega.

Ante tal situación, el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, Jorge Martínez Ruz, descartó ayer un presunto conflicto legal con ese colegio particular, el cual cuenta con mil 300 estudiantes y está ubicado en un terreno de unas seis hectáreas, cuyo precio comercial actual está calculado en 200 millones de pesos.

Refutó la versión publicada en diversos portales, dado que la Iglesia carece de propiedades, sobre todo, de índole académicas, afirmó.

Aclaró que se trata de un conflicto interno, en el cual, la Arquidiócesis deja ya de brindar sus servicios religiosos en el Colegio Patria, donde se laboró por varios años.

En torno al aviso que se dio a conocer en dos parroquias ubicada en el Norte de la ciudad, aseveró que fue redactado por un equipo diocesano pero “no es un documento oficial, aunque está bajo el nombre del arzobispo Gustavo Rodríguez Vega”.

Aunque el documento leído por sacerdotes establece: “Comunicado del Sr. Arzobispo Mons. Gustavo Rodríguez Vega para ser leído en la parroquia de María Inmaculada y en la rectoría de Ntra. Señora del Líbano en las misas dominicales del ocho de noviembre de 2015”.

Martínez Ruz explicó que la Iglesia Católica no exige la devolución del inmueble, ya que “la Diócesis no tiene propiedad, ningún colegio en específico”.

Remarcó que existen congregaciones religiosas que brindan sus servicios, por invitación del propio colegio, tal como sucede con el Instituto Patria. Detalló que los servicios que brindan son de oficiar misas, así como clases de religión, entre otras actividades.

 

FINALIZAN SERVICIOS

Lo que sucedió con tal colegio particular es que simplemente “la Arquidiócesis termina, pone fin a sus servicios que ahí brindaban”, debido a una “cuestión interna”, de la cual la Iglesia es ajena, ya que sólo le compete a los directivos del plantel.

Remarcó que la Arquidiócesis, en ningún momento emitió comunicados, simplemente fueron “avisos” dirigidos a los fieles de las parroquias de María Inmaculada así como la de Nuestra Señora del Líbanos, donde muchas familias tienen a sus hijos en esa escuela.

“El aviso no lo hizo directamente el arzobispo, ya que estuvo a cargo de un equipo diocesano, por lo que tal redacción no es oficial”, aunque al final del documento está el nombre de Rodríguez Vega.

Aseveró que el retiro de este plantel “no es definitivo, la Iglesia está abierta al diálogo, por lo que bien se retornaría a brindar los servicios”.

El documento dice: “Es de todos sabido que por el impulso de nuestra Diócesis y coordinados por Monseñor Álvaro García Aguilar, un grupo de muy distinguidos matrimonios católicos de esta ciudad se dieron a la tarea de cumplir el sueño anhelado de contar con una institución educativa que brindara a niños y jóvenes un espacio no sólo de información, sino sobre todo de formación en el mayor grado de excelencia para desarrollar en ellos sus mejores capacidades, pero bajo las enseñanzas de nuestra Santa Madre Iglesia y los altísimos valores que los cristianos estamos obligados a preservar”, se establece en el documento.

Noticia anterior

Le estalla neumáticos y abandona carretera

Siguiente noticia

Prevén aumento de lluvias