Inicio»Yucatán»Tomateros sufren olvido de Gobierno del Estado

Tomateros sufren olvido de Gobierno del Estado

0
Compartidos
Google+

El presidente de la Asociación de Horticultores de Yucatán, José Tejero Poot, denunció el abandono del Gobierno del Estado a diversos productores de tomate en la entidad.

Tiene proyectos y programas para otros cultivos, menos para los que siembran y cosechan dicha hortaliza, por ello somos deficientes en la producción de tomate porque no hay apoyos oficiales para este cultivo.

Aclaró que los inconformes son productores de unos 20 municipios del Poniente del Estado y del tianguis “Víctor Cervera Pacheco”, al lado de la Casa del Pueblo, donde los agricultores llevan a vender sus cosechas, entre ellas el citado vegetal.

Mientras que en Campeche, su Gobierno dota de mayores recursos para el cultivo de esa hortaliza, incluso hasta el fomento de la producción en tierras mecanizadas, en Yucatán, la ayuda es insuficiente, ni siquiera puede sembrarse en tierras así.

El problema es que Campeche produce junto con otros estados suficiente tomate, mientras que las cosechas de Yucatán son insuficientes para la demanda local.

Calculó que de un cien por ciento de producción de la hortaliza, apenas los productores locales cosechan un 30 ó 40 por ciento al año.

Vemos que el Gobierno de Estado da apoyos a apicultores, ganaderos, maicero, a otros grupos de campesinos, pero los que siembran tomate no reciben la atención necesaria de sus autoridades estatales.

Lo que consumen los yucatecos viene de Campeche, Sinaloa, Veracruz, Chiapas, porque el tomate en la entidad es insuficiente para abastecer la demanda todo el año.

Cuando hay cosecha local, el precio del kilo de la hortaliza es de 12 pesos, pero cuando es producto de otras partes puede costar desde 15 hasta los 25 pesos, mientras no haya apoyo, no seremos autosuficientes en ese cultivo.

Tejero Poot mencionó que anteriormente alrededor de 600 horticultores se dedicaban al cultivo del tomate, ahora son aproximadamente 300 productores los interesados.

La producción anual varía entre dos mil y cuatro mil toneladas, depende de las condiciones del clima, y las afectaciones de la plaga de la mosca blanca.

Detalló que las siembras de la hortaliza inician en septiembre y la cosecha comienza a finales de año y en los primeros meses del año nuevo, pero es cuando aparece la mosca blanca que se come los cultivos y disminuyen las cosechas.

De igual forma, el presidente de los horticultores, especificó que los apoyos para combatir a la mosca blanca deben entregarse a tiempo, no cuando la plaga ya afectó gran parte de los cultivos y cuando los horticultores han tenido cuantiosas pérdidas.

Pidió que personal de la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) visite a los productores, escuche sus necesidades, los apoyen y diseñen un programa anual para fomentar el cultivo de tomate.

No sólo debe haber apoyo para su cultivo, también estímulos para que los campesinos no abandonen esa actividad, porque seríamos dependientes de su compra foránea en un 100 por ciento en menos tiempo de lo que se imaginan.

Noticia anterior

Espera Congreso local el paquete fiscal 2016

Siguiente noticia

Es injusta la CFE; le cobra de más