Inicio»Yucatán»Congreso yucateco viola los derechos humanos: Barrera

Congreso yucateco viola los derechos humanos: Barrera

1
Compartidos
Google+

Luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitiera una recomendación a los titulares de los poderes ejecutivos y órganos legislativos en el país para avalar el matrimonio entre personas del mismo sexo, el legislador local del PRD, David Barrera Zavala, exigió a sus homólogos darle cumplimiento a este exhorto y acabar con la discriminación hacia ese sector de la población.

Denunció que la anterior legislatura fue violatoria de los derechos humanos al no entrar al estudio de fondo y aprobar la iniciativa de este tema presentada por el partido del sol azteca en 2012.

“En esta LXI legislatura, de continuar con esa cerrazón, y de no aprobar el matrimonio igualitario caerá en esa misma situación”, advirtió.

Consideró de suma importancia que los 25 legisladores una vez iniciado el próximo periodo de sesiones el 16 de enero del próximo año, le den pleno cumplimiento a esa recomendación y con ello permitir que el matrimonio igualitario sea una realidad en Yucatán.

“Estoy seguro de que con la madurez política que han demostrado todos los integrantes de esta legislatura lo estaremos aprobando en el próximo periodo de sesiones”, apuntó.

El pasado domingo 20 de diciembre, a través del comunicado de prensa número CGCP/382/15 de la CNDH emitió la recomendación general 23 para permitir el acceso al matrimonio igualitario a todas las personas, evitando cualquier tipo de discriminación, dirigida a los titulares de los poderes ejecutivos y a los órganos legislativos de todas las entidades federativas del país.

El organismo federal señala que solamente el Distrito Federal y Coahuila han modificado sus códigos civiles y/o familiares para permitir el matrimonio igualitario.

Si bien es cierto que algunos gobiernos estatales han intentado regular el acceso a las parejas del mismo sexo a uniones civiles con la creación de figuras jurídicas diferenciadas del matrimonio como “sociedad de convivencia”, resultan discriminatorias pues generan regímenes distintos de derecho para regular una situación equivalente.

Tanto a nivel federal como en las distintas entidades federativas, la CNDH enfatiza que la orientación sexual no puede ser un criterio relevante para diferenciar el acceso al disfrute del derecho de protección a la familia que se encuentra consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual puede ser el mismo, tanto para las parejas del mismo sexo como las heterosexuales.

“Lo anterior viene a confirmar lo que desde un principio, un servidor viene diciendo en la tribuna del Poder Legislativo y a través de diversos medios de comunicación, que en este tema del matrimonio igualitario en Yucatán, la legislatura pasada, la número LX, se convirtió en violatoria de los derechos humanos al no entrar al estudio de fondo y aprobar la iniciativa”, remarcó Barrera Zavala.

“Siempre hemos combatido las prácticas desiguales, discriminatorias, lesivas de la dignidad humana y violatorias de los derechos humanos de las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales”, acotó.

Noticia anterior

Celebran festivales en centros educativos

Siguiente noticia

XV años de Karol del Carmen Rodríguez