Inicio»Yucatán»Victimizan a plagiarios

Victimizan a plagiarios

0
Compartidos
Google+

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) analizará las supuestas violaciones en contra de los presuntos secuestradores, cuya identidad circula a través de las redes sociales, donde se les tilda de delincuentes, lo cual podría constituirse como una violación.

Y es que la identidad y fotos de los presuntos plagiadores, A.C.A y R.V.G., de 16 y 17 años, circulan en las redes sociales, quienes ya son considerados de delincuentes, cuando aún no hay una sentencia de un juez.

Por lo pronto, el fiscal General del Estado (FGE), Ariel Aldecua Kuk, informó que ambos menores ya fueron enviados al Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (Ceama), donde serán juzgados por privar la libertad a Margarita Oramas Jiménez, de 72 años, por quien pedían 2 millones de pesos.

Asimismo, reveló que continúa prófugo un tercer implicado, Kevin Borges, de 21 años.

El funcionario se abstuvo a proporcionar detalles, para evitar entorpecer las investigaciones de este caso.

El incidente se registró el pasado miércoles 16, cuando los sujetos secuestraron a Oramas Jiménez a la salida del Casino Life de Plaza Galerías, a quien la amagaron con una pistola, la subieron a la camioneta de la propia víctima y la llevaron a un hotel ubicado en el kilómetro 28 del Anillo Periférico.

Posteriormente, uno de ellos abordó el vehículo y lo estacionó frente a la iglesia de Nuestra Señora de Líbano, en la colonia México Norte.

Como parte del operativo, a las 14 horas del jueves 17 se halló a la afectada, quien estaba sentada y esposada de las manos, en el interior de un cuarto de dicho hotel, ubicado en la zona de Santa Gertrudis Copó, quien no sufrió lesiones físicas.

En Internet se divulgó que ambos menores eran alumnos del Instituto Cumbres, sin embargo, el director del plantel, Édgar Allan Carrillo Cepeda, señaló que solo uno de los plagiarios estuvo matriculado en el instituto, pero solo fue por un mes, ya que pronto fue dado de baja por su deplorable desempeño escolar.

Ambos mantenían contacto con la familia de su víctima, pues eran amigos de Susana Fons Dogre, una de la nietas de la secuestrada, progenitora de Jorge Alberto Dogre Oramas, regidor durante la administración de Renán Barrera Concha.

Incluso, en seis meses, los tres implicados acudieron en al menos seis fiestas organizadas en el predio de la afectada.

Información proporcionada revela que en octubre de 2015, R.V.G. conducía un vehículo en estado de ebriedad cuando atropelló a una persona que circulaba a bordo de un triciclo, quien a consecuencia del fuerte impacto quedó paralítica.

Noticia anterior

Cemento a bajo costo a vecinos de Pomuch

Siguiente noticia

Líbido ofrece enérgica noche de rock y fiesta