Inicio»Yucatán»Diputados sin gastos extraordinarios; nulo aumento en 8 años

Diputados sin gastos extraordinarios; nulo aumento en 8 años

0
Compartidos
Google+

Los 25 diputados locales de Yucatán (13 del PRI, ocho del PAN y uno del PRD, Nueva Alianza, PVEM y Morena) cobran mensualmente 78 mil 880 pesos bruto y 69 mil 95 pesos neto, para un total de un millón 972 mil pesos.

Además, cuentan con nueve mil pesos mensuales en vales de gasolina y seis mil pesos en vales de despensa, así como un seguro médico de gastos mayores para ellos, sus cónyuges e hijos.

De acuerdo con el tesorero de la LXI legislatura local, José Jordán Marfil, los diputados locales no tienen derecho al pago de celular, bono anual, compra de vehículos, crédito de viviendas o gastos para viajes, excepto cuando son “comisionados”.

Los 25 legisladores de Yucatán no tienen “gastos extraordinarios” para recorrer los municipios o distritos donde fueron electos, estos recursos salen de sus dietas o salarios.

El desglose de lo que percibe cada legislador es de 35 mil pesos al mes como ingreso neto, y otros 34 mil pesos por “apoyo parlamentario” para un total de 69 mil pesos netos.

De acuerdo al funcionario de la tesorería legislativa, los diputados locales no han tenido aumentos en sus dietas desde hace unos ocho años.

Los integrantes de la actual legislatura tomaron posesión el primero de septiembre de 2015 y concluirán funciones el 31 de agosto de 2018.

En cuanto a los gastos médicos mayores, Jordán Marfil aseguró que los montos varían de acuerdo a la enfermedad o cirugía que requieran. Explicó que no están asegurados en el Isstey, por lo que no acumulan “antigüedad” ni otros derechos como podrían ser los créditos.

AUSTERIDAD

La presidenta de la Junta de Coordinación Política y Gobierno del Congreso de Yucatán, Celia María Rivas Rodríguez, aseguró que la legislatura local no ha caído en excesos y que están desarrollando una legislatura “austera” de acuerdo con las condiciones que se viven en el país.

La priísta sostuvo que en el presente año el Congreso local tuvo un presupuesto de 127 millones 815 mil 450 pesos, en tanto que en 2017 contarán con 134 millones 292 mil pesos que representan un incremento de 5 por ciento.

En la LXI legislatura de Yucatán laboran 109 trabajadores de “confianza” y 63 trabajadores sindicalizados.

Cada diputado tiene derecho a contratar y —que sean pagados por la misma legislatura local— a un secretario técnico, quien les apoya en sus tareas legislativas como presentación de iniciativas, aprobación de presupuestos, audiencias, manejo de logística en viajes y recorridos.

Los diputados locales iniciaron funciones el pasado uno de septiembre, por lo que cobrarán la parte proporcional de sus salarios en lo que es el aguinaldo —29 mil 767 pesos—.

Además, en virtud de que la legislatura local tiene tres períodos ordinarios de sesiones y tres de receso al año, los 25 diputados locales no tienen derecho a “vacaciones” y si pidieran licencia tendrían que hacerlo sin goce de sueldo, excepto que sea por incapacidad médica.

POCO INGRESO

La diputada local por el PAN, Beatriz Zavala Peniche, consideró que la “dieta” o salario que obtienen los diputados de Yucatán “es muy bajo”, en relación a lo que perciben sus colegas de otros estados.

También recalcó que los legisladores deben ser congruentes con lo que pasa en Yucatán y en el país y no hay porqué “engrosar” los gastos.

Por su parte, la diputada local por Morena, partido político que por primera ocasión tiene representación en la legislatura local, Jazmín Villanueva Moo, aseguró que 50 por ciento de sus ingresos como legisladora los aportará para becas que asigne su partido político.

Asimismo, el diputado del PRD, David Barrera Zavala, manifestó que ser legislador “entraña una grave responsabilidad” y que antes que ver sus ingresos es necesario pensar en “legislar a favor del pueblo”.

De igual manera el coordinador parlamentario del PAN en la legislatura local, Raúl Paz Alonso, señaló que “en la tabla de lo que cobran los diputados en el país, Yucatán es uno de los estados que tiene ingresos bajos”. Creo —añadió— que la legislatura yucateca ocupa el penúltimo lugar a nivel nacional en cuanto a ingresos de cada diputado.

No obstante, señaló que su partido, el PAN, no pretende solicitar alzas en las percepciones de los legisladores de locales, porque “el país y Yucatán no están en condiciones económicas para ello”.

Dijo que el “ahorro” que el Poder Legislativo está teniendo al no dar aumentos en las dietas o salarios de los diputados, bien debería canalizarse hacia programas de apoyo social que permitan reducir “la brecha de desigualdad social que actualmente existe” en el Estado.

NUEVO EDIFICIO

La LXI Legislatura estrenó nueva sede ubicada en el anillo periférico poniente de Mérida, a donde se trasladó en agosto pasado.

La obra costó alrededor de 120 millones de pesos y el edificio antiguo que fue su sede, ubicada en el centro de Mérida, en las calles 58 con 59, servirá como Casa de la Música a partir de este año. (El Universal).

Noticia anterior

Disminuye explotación infantil en el municipio

Siguiente noticia

Maestros, agentes de modernización