Inicio»Yucatán»Yucatercos pone en jaque a FGE y PGR

Yucatercos pone en jaque a FGE y PGR

3
Compartidos
Google+

La actitud de los coordinadores de la página pornográfica “Yucatán Polémico – Yucatercos” pone en jaque a la Fiscalía General del Estado (FGE) y a la Procuraduría General de la República (PGR), pues hasta el momento se desconoce quién subió las imágenes de una joven y desde dónde se efectuó.

La FGE se deslindó de la presunta acción de David Azael Basto Caamal alias “Silverio Tomás Guardado Gómez”, quien permanece en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, la PGR se abstuvo a declarar en torno al principal coordinador de dicha página electrónica.

Por lo pronto, las autoridades desconocen si Basto Caamal subió las tres fotos de la “Nueva yucaterca”, desde el interior del penal, o bien, la existencia de otro coordinador.

Según la dependencia estatal, la investigación del caso sigue abierto y se integran más pruebas a la carpeta de investigación de los dos detenidos.

Al mismo tiempo, la Policía Cibernética apoya a la investigación sobre “El blog #1 de todo el sureste, carne yucateca, campechana y quintanarroense”, tenía un acumulado de seis millones 121 mil 291 visitas, en un lapso de poco más de un año.

Mientras que en el caso de la PGR, continúa la investigación en torno a la página pornográfica, labor que realiza de manera coordinada con la FGE.

En tan sólo un año, en dicho blog se colocaron fotos de 815 mujeres, de las cuales, 515 son de 2015 y las 300 restantes, de 2016. Todas las imágenes fueron eliminadas el pasado sábado 21.

Las primeras imágenes se subieron a Internes en abril de 2015 y la última correspondió al 24 de abril de 2016, a las 9:59 horas,

Pero, se subió a Internet una serie de tres fotos de una muchacha a la cual le omitió el nombre y sólo le puso “Nueva yucaterca”, en cuyo calce se observa la fecha “21 mayo, 2016” así como la hora “7:21”.

Las imágenes están en la portada del blog, y desde ésta ya no se puede acceder de manera directa a las siguientes páginas electrónicas.

Noticia anterior

A proteger al jaguar

Siguiente noticia

Continúa pesquisa por muerte de alumna