Inicio»Yucatán»Rolando Zapata Bello sigue sin responder a los colonos

Rolando Zapata Bello sigue sin responder a los colonos

0
Compartidos
Google+

Molestos con el gobernador Rolando Zapata Bello, vecinos de la colonia Emiliano Zapata Sur III acudieron a Palacio de Gobierno, a denunciar que continúan sin regularizarse los terrenos que invadieron, por lo que expresaron su temor de que el Gobierno del Estado pretenda desalojarlos por la fuerza.

Ayer, una comisión de vecinos de esa colonia de Mérida, acudió a la sede del Poder Ejecutivo estatal a solicitar información sobre su situación, pero no fueron atendidos por el gobernador ni por ninguna otra autoridad.

En entrevista, la señora Josefina Suaste Ávila, señaló el incumplimiento de las promesas hechas por Zapata Bello de escriturar los predios que habitan y que en los más de tres años que lleva su administración, Zapata Bello no los ha querido atender.

Asimismo, aclaró que hace unos días, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay), instaló de manera provisional, cinco tomas de agua en el lugar para que los vecinos puedan abastecerse del líquido.

Sin embargo, el Instituto de la Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY) no se ha acercado con ellos a dialogar sobre la posibilidad de escriturar sus predios o la reubicación de las familias.

“El problema es que los niños juegan entre el lodo y la basura, rodeados de maleza ante la amenaza de insectos y serpientes”, subrayó.

Precisó que son unas 500 familias las que habitan en humildes casas de huano, madera y lámina de cartón, donde carecen de servicios básicos como agua potable y energía eléctrica.

“Hemos recibido la visita de trabajadores del IVEY, quienes han tomado fotografías, videos y han realizado estudios topográficos en los terrenos, pero ninguna autoridad nos ha informado cómo va nuestra situación”, dijo.

De igual forma, reconoció que invadieron esos terrenos ejidales donde construyeron humildes viviendas, pero aseguraron que están dispuestos a regularizarse.

“Para contar con energía eléctrica tenemos que robar el servicio a un poste cercano a nuestras casas, pero nos hace falta el agua potable”, añadió.

Jesús Franco Polanco, comentó que si no se pueden reglamentar esos terrenos que ocupan de manera ilegal, pues que el Gobierno del Estado les dé otras opciones para que tengan un lugar seguro para vivir, como créditos, sin que sientan temor de ser desalojados en cualquier momento, pues ya llevan tres años de “paracaidistas”, sin parques ni escuelas cercanas para los niños.

Luego de un par de horas los inconformes se retiraron del lugar pero advirtieron que seguirán insistiendo si no hay resolución a sus demandas.

Por su parte, el director de la Japay, Carlos Sobrino Argáez, informó que se instalaron cinco tomas provisionales de agua potable en diversos puntos del área que ocupan, y en tanto no regularicen sus predios, no pueden contar con el vital líquido en sus viviendas.

“Lo importante es que de esta manera ayudamos a mantener la salud de las familias, porque estaban tomando agua de una cisterna con riesgo de alguna enfermedad”, concluyó.

Noticia anterior

Embiste a Dínamo al cambiar de carril

Siguiente noticia

Anuncian “Mundial de Cochinita” con causa