Inicio»Yucatán»Nada detiene torneos de lazo

Nada detiene torneos de lazo

0
Compartidos
Google+

A pesar de las crecientes voces que dentro y fuera del Estado se oponen a que continúen los llamados “torneos de lazo” en Yucatán, en el que varios caballos terminan destripados por los toros, nada ha podido detener ese tipo de “espectáculos”, a los que incluso acuden menores de edad.

De poco o nada han servido que existan leyes que, se supone, protegen los derechos de los animales, pues las lagunas en la legislación y el desinterés de las autoridades yucatecas por poner un alto a la matanza de caballos, han hecho inútiles los reclamos de asociaciones animalistas y diversos grupos de la sociedad civil.

El regidor del Ayuntamiento de la capital, José Luis Martínez Semerena, recordó que recientemente se impuso una multa por 200 mil pesos a un palquero de una comisaría ubicada al norponiente de la ciudad, por violar el Reglamento de Espectáculos relacionado con los torneos de lazo.

Sin embargo,  reconoció que los torneos de lazo son una práctica que a pesar de las leyes y reglamentos vigentes aun se realizan en las comisarías meridanas, e incluso han recibido reportes de estos hechos, específicamente en Caucel, donde con frecuencia se lleva a cabo este espectáculo aun cuando está prohibido.

El integrante de la Comisión de Espectáculos, Cultura, Educación, Juventud y Deporte exhortó a los palqueros y fiesteros de las comisarías de la ciudad a realizar sus actividades taurinas tal cual lo estipula la norma, para no caer en confusiones ni en delitos graves.

Recientemente en un torneo de lazo efectuado en el municipio de Motul, recordó, el saldo fue un caballo destripado y un jinete lesionado de gravedad.

Sobre este hecho, Martínez Semerena exhortó al Gobierno del Estado a que deje de hacer caso omiso a este tipo de hechos y trabaje para que la ley en la materia se cumpla al 100 por ciento.

Destacó que el Poder Ejecutivo debe hacer un llamado a los alcaldes para que cumplan con la ley.

Indicó que ante este panorama se hizo una modificación al Reglamento de Espectáculos de Mérida, que estipula que únicamente pueden entrar al ruedo dos caballos, de modo que cualquier evento que sobrepase esa cifra sería considerado un delito.

“Muchos de los fiesteros tradicionales se han quejado y molestado; hay que recordar que en una corrida entraban en busca del toro entre 25 y 30 caballos, lo cual ocasiona el destripamiento de los equinos”.

El regidor meridano remarcó que impondrán multas a los fiesteros que violen las normativas, que van de cinco mil a 200 mil pesos.

“Hay que cumplir un Reglamento de Espectáculos y de Protección Civil para que la fiesta se pueda llevar en orden y que aquel que no lo haga, cuando menos por parte del Ayuntamiento de Mérida, va a ver sanciones”, sentenció.

Noticia anterior

Sobreviven jóvenes tras accidente

Siguiente noticia

Fallece arrollada