Inicio»Yucatán»Exigen a gobernador Zapata respeto a derechos humanos

Exigen a gobernador Zapata respeto a derechos humanos

0
Compartidos
Google+

La cerrazón y la falta de voluntad del gobernador Rolando Zapata Bello por respetar los derechos humanos de los yucatecos fueron evidenciadas de nueva cuenta por organizaciones de la sociedad civil, ciudadanos y activistas que se manifestaron en el Monumento a la Patria y en el Centro Histórico de Mérida.

Se trata de protestas de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexuales y Transgénero que exige al mandatario yucateco respeto a los derechos humanos y grupos conservadores que defienden a la familia “natural”.

Poco más de 300 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía Municipal de Mérida (PMM) efectuaron operativos, en su respectivo radio de acción, para aligerar el tráfico vehicular ante el cierre de calles e intervenir ante un posible enfrentamiento entre grupos, considerados “radicales”.

Unos 10 mil integrantes del Frente Nacional por la Familia cambiaron la ruta de su marcha para evitar un posible enfrentamiento con casi un millar de personas con orientaciones sexuales diferentes que los esperaban en el Monumento a la Patria, quienes coincidieron en defender el concepto de respeto a la familia y la diversidad sexual, sólo que desde la perspectiva de cada agrupación.

El trayecto fue dirigido hacia la Plaza Grande, mismo que en un principio estaba programado a iniciar del entronque del Paseo de Montejo hasta la magna obra de Rómulo Rozo.

Asimismo unos mil integrantes de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexuales y Transgénero se concentraron a un costado del Paseo de Montejo y después se apostaron en el Monumento a la Patria, donde efectuaron el “Besatón”.

Ambos grupos presentaron su postura sobre el matrimonio, el respeto a la familia y la diversidad de género, teniendo como sede el magno monumento de esta importante arteria del Centro Histórico de Mérida.

Inicialmente la Secretaría de Seguridad Pública mantuvo el cierre del costado oriente de la avenida Paseo de Montejo y a dos esquinas se instalaron camionetas con policías dispuestos a intervenir en el momento necesario, pero fueron retirados ante el cambio de la ruta de la marcha.

A partir de las 16:30 horas, decenas de personas vestidas de blanco empezaron a reunirse en el entronque de la famosa avenida y en el Parque Andrés Quintana Roo del barrio de Santa Anna, dispuestos a sumarse a la marcha que de manera simultánea se efectuó en el país.

Al reunirse cerca de ocho mil personas de todas las edades, partieron hasta llegar a la Plaza Grande, donde de último momento se colocó una tarima y bocinas.

Poco después se sumaron otras dos mil personas, quienes confundieron el horario o desconocían el cambio de sede.

A las 19:15 horas apenas daban su postura sobre el matrimonio entre homosexuales y lesbianas, pero sobre todo la adopción entre ellos.

El grupo de personas con orientaciones sexuales diferentes se apostó en la calle 29 del Centro Histórico, donde empezaron a maquillarse y a pintar sus cartulinas. A las 17:35 horas empezaron sus actividades, como la lectura de sus posturas sobre la forma de pensar del grupo conservador.

 

IGNORAN AGRESIÓN

Al mismo tiempo advirtieron que no planean provocar un enfrentamiento, e incluso, entre ellos mismo, acordaron ignorar cualquier agresión en su contra.

Los discursos se escucharon poco, ya que con toda intención se subió el volumen de las bocinas que estaban en la calle, que fueron rentadas por la delegación del Frente Nacional por la Familia.

Al enterarse de que el grupo conservador cambió de sede se mostraron extrañados y lamentaron la cerrazón, pues “son ellos quienes no quieren escuchar y no quieren entender”.

Inmediatamente, optaron por tomar el Monumento a la Patria para realizar el “Besatón”, al mismo tiempo que fueron numerosas las banderas multicolores las que ondeaban a su alrededor.

Noticia anterior

Sanciones a quien suba precio de masa y tortilla

Siguiente noticia

Colorida Vaquería Peninsular