Inicio»Yucatán»Llegan a 78 las muertes maternas en la entidad

Llegan a 78 las muertes maternas en la entidad

1
Compartidos
Google+

En la administración de Rolando Zapata Bello como gobernador del Estado de Yucatán, ya suman 78 las embarazadas que han perdido la vida debido a las precarias condiciones de salud que prevalecen en la entidad.

El hecho de que las muertes maternas sigan a la alza ha provocado incluso un desencuentro entre los titulares de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado (Codhey), José Enrique Goff Ailloud,  y de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), Jorge Mendoza Mézquita, aunque ninguno de ellos presentó propuestas para mitigar el grave problema.

De 2012 a la fecha un total de 78 gestantes han fallecido y hasta el momento no hay una respuesta satisfactoria para los familiares, pues las recomendaciones de la Codhey son ineficaces.

La postura de la SSY sigue invariable, y en el caso de la Fiscalía General del Estado (FGE) predominó el carpetazo a las denuncias interpuestas ante el Ministerio Público.

En 2013 se registraron 21 casos de muertes maternas, el año anterior 19 y en 2014 fueron 17, para luego pasar a 14.

Ante ello, Goff Ailloud afirmó que “la violencia obstétrica es la generadora de muertes maternas”, debido al precario nivel de atención médica que se le da a embarazas, durante el parto y puerperio.

Incluso, aunque la demanda en el Estado ya aumentó hasta el momento, las condiciones del sector salud no han variado.

Definió violencia obstétrica como: negligencia médica, prestación indebida del servicio público del sector salud, negativa o inadecuada prestación del servicio público del sector salud, violación a la protección de la salud, omisión  de información sobre el estado de salud, violación al derecho a la protección a la integridad, y violación al derecho de niñas y niños a la protección de su integridad.

Recordó que el 30 de diciembre de 2015 se emitió la Recomendación General 07/2015 dirigida al titular de la SSY,  fundada en 26 quejas sobre violencia obstétrica que condujeron a la muerte de cinco mujeres y nueve bebés, casos registrados de 2005 a 2015.

Sin embargo, la Comisión ya no dio seguimiento al caso y de hecho desconoce el número de defunciones maternas que ya acontecieron en el Estado en lo que va del año.

Por su lado, Mendoza Mézquita solo se ha dedicado a minimizar la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos al establecer que en la entidad no se aplica “la violencia obstétrica”, y aclaró que son diversos los motivos de   las muertes maternas, aunque no aclaró cuáles.

Para la Codhey está más que claro que la pobreza, la desinformación, las precarias condiciones que prevalecen en clínicas y hospitales, entre otras anomalías, que aún no son corregidas en esta administración, son las principales causas de los decesos.

Empero para el titular de Salud “en Yucatán se procura el bienestar obstétrico, como la mejor forma de brindar atención y establecer las medidas adecuadas para la atención de la madre y su producto”.

Pero la realidad es que las cifras son contundentes y durante la actual administración ya son 78 las mujeres que han perdido la vida durante su periodo de gestación.

Noticia anterior

Analizan historia del Cristo Negro

Siguiente noticia

Mueren tres en encontronazo