Inicio»Yucatán»Genera desempleo obra del Palacio de la Música

Genera desempleo obra del Palacio de la Música

0
Compartidos
Google+

A casi dos meses de que se cumpla el plazo para la entrega del Palacio de la Música, la faraónica obra del gobernador Rolando Zapata Bello, es evidente el retraso, las millonarias pérdidas para los comerciantes de la zona, el cierre de negocios y el desempleo.

El 11 diciembre 2015, el mandatario yucateco y el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, presentaron el proyecto de construcción del inmueble en la calle 58 entre 59 del Centro Histórico, con inversión de 322 millones de pesos.

El cuatro de enero del presente año inició la etapa de demolición de la capa exterior del edificio que albergó durante más de 30 años al Congreso del Estado y el siete de ese mismo mes se dio el banderazo inicial de su edificación con la constructora yucateca Proser, donde se anunció que a finales de 2016 estaría lista la obra.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Mérida (Canacome), Juan José Abraham Daguer, dijo que los trabajos de construcción ha propiciado el cierre de restaurantes, zapaterías, cocinas económicas y una tienda de perfumes, entre otros comercios de la zona, donde actualmente solo se mantiene una rentadora de autos.

“No vemos avances significativos en los trabajos y sí un problema por la pérdida de empleos; la calle 59 está cerrada para el tránsito vehicular y el paso de peatones”.

Aunque dijo estar a favor de esa importante obra para la cultura y música yucateca, espera que no se prolongue por más tiempo, porque se aproxima fin de año y el proyecto alejará clientes de los comercios organizados y ocasionaría más cierres de establecimientos o reducción de personal.

“Esperamos que con los recortes federales no se detengan los trabajos no solo del Palacio de la Música, sino también del Centro Internacional de Convenciones, el Hospital Materno Infantil, o peor aún queden inconclusos por falta de presupuesto”, externó.

Para evitar afectaciones en ventas del comercio organizado, planteó la posibilidad de solicitarle al Gobierno del Estado una pausa al proyecto en diciembre próximo.

Por su parte, el presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Raúl Paz Alonzo, declaró que el Gobierno del Estado no tuvo un plan emergente para las personas que perdieron su trabajo en los establecimientos aledaños a la obra.

Recordó que lo mismo sucedió en 2011 cuando por “capricho” de la entonces alcaldesa priísta de Mérida, Angélica Araujo Lara, se construyó el conocido “paso deprimido” en el Paseo de Montejo, donde también se cerraron comercios, restaurantes y cientos de personas se quedaron sin empleo, incluso, hubo vecinos que vendieron sus casas debido al ruido y polvo que ocasionaban los trabajos.

Finalmente, expresó que espera que las grandes obras que lleva a cabo la administración estatal se concluyan a más tardar en 2017, y no queden como “elefantes blancos” porque el presupuesto federal para la entidad será muy reducido para el próximo año.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Arrolla en moto a perro y derrapa varios metros