Inicio»Portada»En riesgo nombramiento a zona de Chichén Itzá

En riesgo nombramiento a zona de Chichén Itzá

0
Compartidos
Google+

El gobernador Rolando Zapata Bello se muestra débil y titubea para resolver el problema de los vendedores ambulantes y artesanos, y pone en riesgo la distinción de Maravilla del Mundo Moderno otorgado a Chichén Itzá, que retiraría New7Wonders (N7W) en 2017, consideraron dirigentes de las cámaras empresariales y del sector turístico.

Los empresarios señalaron que los anteriores gobernadores no tuvieron el valor para reubicarlos y ahora el mandatario yucateco muestra desinterés a pesar de la mala imagen que ese grupo deja al turismo nacional y extranjero.

Los empresarios piden que el gobernador Zapata Bello actúe con firmeza y busque una solución respecto a los vendedores ambulantes y artesanos que se encuentran al interior de la urbe maya, pues serían los responsables que Chichén Itzá pierda la distinción.

Como hemos informado, representantes de New7Wonders (N7W) visitaron en abril pasado la ciudad maya y se indignaron porque las autoridades estatales han hecho caso omiso a las recomendaciones para mantener el estatus internacional de Nueva Maravilla del Mundo Moderno.

La organización privada pidió al Gobierno yucateco reubicar a los artesanos y comerciantes que rebasan ya las mil personas, que se construya un  monumento a la entrada o al interior del edificio donde se destaque que en 2007 Chichén Itzá fue declarado con dicha distinción y que se permita a los visitantes subir al Castillo y pasear en su interior como anteriormente se acostumbraba.

Ante el incumplimiento de las autoridades

estatales, N7W amenaza con retirar la distinción lo que tiene preocupado a empresarios y prestadores de servicios turísticos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) Yucatán, Mario Can Marín, aclaró que tampoco se trata de desalojar “así porque sí. Consideró que deben ser reubicados en la misma zona o en algún parador turístico cercano, porque tienen derecho a trabajar y mantener a sus familias”.

Sin embargo, dijo, ya no pueden estar en el interior de la urbe maya porque crean mala imagen a los visitantes, principalmente a los extranjeros, a quienes persiguen y acosan, incluso los insultan en lengua maya porque no les compran sus productos.

“Por muchos años se luchó para que Chichén Itzá tenga el estatus internacional como para que se pierda tan fácil por un grupo de personas, del cual, insisto deben ser reubicados a la brevedad posible”, añadió.

Por su parte, el presidente de la Asociación de las Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán (Aaprotuy), Armando Casares Espinosa, resaltó que el Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado (Cultur) debe contar con un plan de reubicación de los artesanos del Sindicato “Nueva Kukulcán”.

“Se les debe dar oportunidad de trabajar en otro espacio de la misma zona sin que acosen a los visitantes, esperamos que presenten a la brevedad posible un proyecto de reubicación”, acotó.

El empresario precisó que el problema debe ser resuelto por los gobiernos Estatal y Federal a través de la Secretaría de Turismo y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Finalmente, Casares Espinosa denunció otro problema en temporada de vacaciones, pero en Progreso, donde personas de origen chiapaneco entran a los restaurantes con sus hijos a vender telas, blusas, bolsas y collares, que dan también una mala imagen a los visitantes. “Es un problema que las autoridades tienen que resolver pronto”.

Noticia anterior

Reportan 15 detenidos en operativo nocturno

Siguiente noticia

Colombiano procesado sabrá situación legal el 23